Pepe Mujica firma carta de repudio contra Daniel Ortega

Acusa al FSLN de haberse sumido en un largo proceso de deterioro "que registra episodios de corrupción, abandono de principios, enriquecimiento ilícito, maniobras y acomodos junto con la peor derecha, destinados a amasar fortunas y a perpetuarse en el poder".

El expresidente uruguayo José «Pepe» Mujica, considerado un ícono del socialismo latinoamericano es uno de los más de 140 firmantes de una carta en la que intelectuales de izquierda de la región se pronuncian en rechazo a las recientes acciones del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

«Es difícil saber si Daniel Ortega se enfermó por el poder o está enfermo por mantener el poder o ambas cosas, pero esto –ahora y a efectos prácticos no importa», inicia la misiva que destaca que el mandatario sandinista «se ha transformado en un presidente autócrata y autoritario, aliado hasta hace poco, a las grandes fortunas (Consejo Superior de la Empresa Privada – Cosep- mediante) capaz de reprimir sin piedad a su pueblo junto al cual no supo, quiso o pudo, construir calidad de vida ni una institucionalidad democrática, transparente».

El documento acusa al Frente Sandinista de haberse sumido en un largo proceso de deterioro «que registra episodios de corrupción, abandono de principios, enriquecimiento ilícito, maniobras y acomodos junto con la peor derecha, destinados a amasar fortunas y a perpetuarse en el poder».

Amnistía para precandidatos, la propuesta de Humberto Ortega 

Los intelectuales latinoamericanos le recuerdan su «enorme enriquecimiento» al llegar los años 90, los pactos con Arnoldo Alemán y el empresariado, la persecución contra veteranos sandinistas, el hostigamiento al poeta Ernesto Cardenal, la respuesta violenta contra manifestantes en abril de 2018 y el reciente apresamiento de aspirantes presidenciales, y le dejan claro que eso no corresponde con las visiones de libertad que se conquistaron con vidas en la pasada dictadura somocista.

«Los derechos humanos no son una concesión graciosa de los Estados y sus gobiernos, son conquistas de los pueblos. Los Estados que los reconocen y plasman en distintos instrumentos jurídicos, tienen el deber de promoverlos y respetarlos».

Deciden no callar

Los firmantes reconocen que no pueden callar ante los atropellos cometidos por la familia Ortega-Murillo en Nicaragua, a pesar de estos se promuevan como socialistas.

«No es digno ni decente defenderlos cuando por “razones políticas” nos conviene y callar cuando no. Tampoco es válido “justificar” su violación porque otros “los violan más”; ni la hipocresía de políticos, partidos y gobiernos propensos a ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Una vez más con preocupación, con pena y con fuerza, nos solidarizamos con las víctimas y exigimos al gobierno de Nicaragua que cese la persecución y la represión, que libere a los presos políticos y respete el Estado de Derecho», dice la carta.

El día que Daniel Ortega lloró al entregar la presidencia de Nicaragua 

Además advierten a «los que ayer callaron, deben preguntarse cuánto contribuyó su silencio –sin quererlo- a la soberbia y la impunidad con las que el orteguismo protagoniza una nueva satrapía y cuánto mal le hace, este silencio, a la conciencia humanitaria que tanto necesitamos para contribuir a un mundo más justo, libre y fraterno».

En julio del 2018, Pepe Mujica ya se había pronunciado sobre lo ocurrido en Nicaragua.

«Siento que algo que fue un sueño se desvía, cae en la autocracia, y entiendo que quienes ayer fueron revolucionarios, perdieron el sentido en la vida, hay momentos en que hay que decir, me voy», dojo Mujica en esa ocasión.

Muchos ex aliados de Daniel Ortega que compartían su ideología de izquierda han decidido darle la espalda. La más reciente posición la tomaron México y Argentina que finalmente expresaron su preocupación por la represión en Nicaragua y pidieron al mandatario sandinista retomar un diálogo con la oposición y garantizar elecciones transparentes y libertades públicas en el país.

En respuesta el hijo de Daniel Ortega, Juan Carlos Ortega Murillo acusó este fin de semana al presidente de México Andrés Manuel López Obrador de «cobardía».

En enero de 2019 la Internacional Socialista expulsó de sus filas al Frente Sandinista de Liberación Nacional denunciando graves violaciones de derechos humanos y dejando claro que «El socialismo es incompatible con la tiranía».

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.