Repatrian cuerpo de nicaragüense que se ahogó en un caño del río Bravo tratando de llegar a EEUU

Este lunes por la madrugada arribó al municipio de Condega, en el departamento de Estelí, el cuerpo del nicaragüense Jeyson Ismael Calderón Lira, de 22 años, quien murió ahogado el 28 de mayo en un caño afluente del río Bravo, tratando de llegar a Estados Unidos.

Este lunes por la madrugada arribó al municipio de Condega, en el departamento de Estelí, el cuerpo del nicaragüense Jeyson Ismael Calderón Lira, de 22 años, quien murió ahogado el 28 de mayo en un caño afluente del río Bravo, tratando de llegar a Estados Unidos.

El joven habitaba en la comunidad El Algodonal, donde su féretro fue recibido por sus padres Ciriaco Calderón Roque y Florinda Lira.

Este martes  a tempranas horas de la mañana se le dio cristiana sepultura en el cementerio municipal de Condega.

Pese a que el deceso ocurrió hace más de dos meses, la falta de dinero imposibilitaba a la familia repatriar los restos de Calderón Lira. No fue sino hasta la noche del domingo y la madrugada del lunes cuando llegaron vía aérea al aeropuerto de Managua y trasladados a su municipio natal.

Quería darle mejores condiciones a su familia

Don Ciriaco Calderón Roque  declaró a medios de comunicación locales que el sueño de su hijo, al emprender el viaje hacia Estados Unidos, era poder ayudar económicamente a la familia.

“Papá me voy a los Estados Unidos para ayudarlos, la situación está difícil aquí, es crítica, yo lo veo a usted enfermo, quisiera ayudarlo, llevarlo a un médico y no tengo con qué, me duele en el alma verlo así que anda trabajando enfermo, también para ayudar a mi mamá, a mi hermanita”, relató.

¿Por qué este no es el mejor momento para migrar a EEUU?

La familia afirma que el joven había logrado cruzar el río Bravo, pero quedó atrapado entre los sedimentos y la basura de un caño. El cuerpo fue encontrado el 4 de junio e identificado gracias a la cédula que llevaba en una de las bolsas del pantalón.

Miles salen de Nicaragua por la crisis política y económica

Desde el inicio de la crisis sociopolítica en el 2018, más de 100 mil nicaragüenses han debido partir hacia el exilio. El incremento de la represión y las dificultades económicas están obligando a más nicaragüenses a emigrar hacia otros países.

Para llegar a Estados Unidos los migrantes deben emprender un largo viaje, donde afrontan grandes peligros, como violaciones, secuestros y asesinatos.

Testimonio de estos peligros lo han dado familias como la Ampié Machado, la cual fue secuestrada en dos ocasiones por carteles mexicanos cuando se dirigía hacia Estados Unidos. En Nicaragua sus familiares debieron recoger grandes sumas de dinero para poder lograr que los liberaran.

El pasado 31 de julio el nicaragüense Olivar Zeledón Benavides se sumó a las tragedias de este incierto viaje en busca del sueño americano. Él murió en México al caer de un tren en movimiento entre Zacatecas y Coahuila.

Al día siguiente Óscar Javier Fuentes Tórrez, de 50 años, fue asesinado a balazos en las afueras de un albergue en Tapachula, Chiapas. En el incidente resultó herido también el nicaragüense Melvin Abel Altamirano Ruiz, de 36 años, quien murió posteriormente.

EEUU más estricto

Llegar a este país no es una garantía de nada, ya que el pasado 2 de agosto el gobierno de Estados Unidos anunció que mantiene bajo vigencia la normativa conocida como Título 42. Esta le permite la deportación acelerada de migrantes, debido al incremento de personas indocumentadas que llegan a la frontera con México en busca de asilo y  al alarmante aumento de los contagios de COVID-19 en Estados Unidos.

“Como parte de los esfuerzos de mitigación de COVID-19, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) continuará procesando a las personas de acuerdo con la Orden del Título 42 actualizada de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC)”, indica el comunicado del gobierno estadounidense.

Nicaraguan American Human Rights Alliance , una organización que trabaja con migrantes, advierte que “el  sueño americano se ha convertido en pesadilla para miles de nicaragüenses que arriesgan sus vidas”.  “En estos momentos no existen condiciones para entrar por las fronteras, la nueva ola de COVID-19 ha activado el Título 42 y están siendo regresados a México; los vuelos llenos con deportados, están ocurriendo de nuevo”, subraya.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.