Líder estudiantil exiliado denuncia persecución y asedio en Costa Rica

  • Por Houston Castillo

El joven universitario Álvaro Briceño asegura haber sido víctima de xenofobia en Costa Rica, además de sufrir represalias por protestar contra el gobierno de Daniel Ortega a pesar de haberse exiliado desde el pasado mes de octubre.

Asimismo, denuncia que un señor que le había dado trabajo a él y un compañero de cuarto, “fue a Nicaragua a dar información de nosotros (Briceño y su compañero de cuarto)” a allegados del gobierno, y después de eso, ha sufrido de asedio en Costa Rica y ha tenido que mudarse tres veces debido al asedio y persecución que sufre por parte de civiles.

Briceño cursaba el 5to año de la carrera ingeniería electrónica en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua UNAN Managua, pero fue expulsado por haber participado en manifestaciones cívicas.

La participación de Briceño en protestas antigubernamentales

El joven exiliado asegura que ha participado en las protestas antigubernamentales desde el 13 de abril, cuando iniciaron manifestaciones en reclamo al Estado de Nicaragua por su negligencia para atender el incendio forestal en Indio Maíz. De la misma manera, se unió a las protestas en contra de las reformas a la seguridad social en la mañana del 19 de abril del 2018.

Briceño asegura que ese día fueron reprimidos por la Policía Nacional. “Nosotros subimos las manos en señal de que nuestra protesta era pacífica pero a ellos no les importó y comenzó la agresión de parte de los oficiales” recuerda el joven.

En el recinto universitario de la UNAN Managua, también fue víctima de agresiones por parte de simpatizantes del gobierno de Ortega cuando se encontraba realizando carteles para participar en una marcha.

En octubre pasado, Briceño fue secuestrado por civiles armados a bordo de camionetas y permaneció detenido en las celdas Auxilio Judicial conocido como El Chipote. El joven exiliado relata la manera en que fue secuestrado y dice que “paramilitares me persiguen, me disparan, me golpean, me tiran desde arriba de una casa esposado. Pasé varios días en el chipote adolorido sin poder ir al baño”.

Briceño dice que el exilio no es nada fácil pero asegura que continuará protestando contra el gobierno de Ortega porque cree que “el cambio es necesario” y agrega que no cree en las autoridades gubernamentales porque solo ofrecen “cárcel, muerte y desaparición”.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.