Oficial que desertó de la policía está siendo golpeado en El Chipote, denuncia su familia

El exteniente antinarcóticos Edwin Antonio Hernández Figueroa de la Policía Nacional está siendo golpeado en las celdas de Auxilio Judicial después de haber sido detenido por sus ex compañeros policías cuando desertó el pasado 10 de junio, ha denunciado su familia.

“Él está siendo golpeado, pero él no quiere decir porque está amenazado” dice su esposa Ana Jesenia Delgadillo de 29 años, y agrega que las autoridades policiales no les daban información sobre su esposo y les decían que él estaba desaparecido, sin embargo, el jueves pasado se le permitió una visita especial en donde la mamá de Hernández notó que su hijo tenía una de sus piernas inflamada, según el relato de Delgadillo.

La deserción de Hernández

Edwin Hernández desertó de la Policía Nacional el 10 de junio “porque se sentía amenazado de estar en la policía. Ya no quería estar ahí” manifiesta su esposa. De acuerdo a Delgadillo, él decidió desertar “de un día para otro” porque él sabía que si pedía la baja de la institución policial no se la iban a dar.

La Policía Nacional es señalada por organismos defensores de derechos humanos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de ser responsables por la muerte de al menos 325 nicaragüenses en el marco de las protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega. 

Aparentemente, la información sobre la deserción de Hernández se filtró y a las 9 de la mañana del 10 de junio, oficiales de la policía llegaron a requisar la casa de Delgadillo y la casa de la mamá de Hernández ubicada en León.

Él fue capturado al medio día del 10 de junio en la frontera con Honduras cuando pretendía huir a Estados Unidos por temor a represalias. Su esposa narra que supuestamente los oficiales de policía le encontraron una mochila con droga, pero Delgadillo asegura que en el momento de la detención no llevaba ninguna mochila.

Él solamente llevaba dos cartas, una de ellas era una constancia de que otorgada por un sacerdote de El Sauce llamado José Concepción Reyes, y la otra se la extendió el Dr. Pablo Cuevas de la Comisión Permanente de Derechos Humanos en donde se acusaba el recibido de la denuncia de Hernández sobre las represalias que era objeto a partir de su deserción.

La esposa de Hernández teme por su vida y por la de sus hijos de 9 años y 16 meses de edad. Por esa razón se ha visto obligada a salir de su casa por miedo a represalias en contra de ella y sus hijos.

Algunos vecinos le han expresado “que han visto a veces pasar personas extrañas por mi casa. Entonces por eso yo no estoy ahí porque a mí me da miedo”, dice Delgadillo.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.