“La mejor protesta es la oración”: Leopoldo Brenes se incomoda por manifestaciones en la Catedral de Managua

El cardenal Leopoldo Brenes dijo este jueves que los templos religiosos de la Iglesia Católica no son espacios para manifestarse, si no para orar y tener un encuentro espiritual con Jesucristo. También apuntó que “la mejor protesta es orar al señor en silencio, mirarlo y escucharlo”.

“El templo es un lugar de encuentro, de todos los pecadores, no es lugar de uno o de otros, el templo es de todos y venimos a encontrarnos con el señor. Los templos no están hechos para que sea un lugar de violencia, de lucha, de odio. No. Los templos son lugares de encuentros con Jesús que nos llama a amarnos intensamente y a perdonarnos”, dijo el máximo jerarca de la Iglesia Católica en Nicaragua en declaraciones a Trinchera de la Noticia.

Brenes lamentó que muchas personas consideren las iglesias como un espacio o escenario de protestas. “Lamentablemente algunos pueden tener otras opciones, pero pienso que nuestros tiempos y la mentalidad nuestra, no es que un templo sea un lugar para confrontación. La mejor protesta es orar al señor en silencio, mirarlo y escucharlo”, indicó.

El también arzobispo de Managua se quejó de las críticas hacia los Obispos de la Conferencia Episcopal (CEN) porque ellos son tachados de políticos, pero reiteró que como sacerdotes de la Iglesia Católica no pertenecen a ningún partido.

“A nosotros nos tildan de muchas cosas, de derecha, de izquierda. Sin embargo nosotros los obispos no pertenecemos a ningún partido político, no apoyamos ninguna tendencia política, anunciamos a Jesucristo”, apuntó.

El Cardenal también lamentó que los periodistas critiquen a los obispos. “Lamentablemente en un país polarizado prácticamente te polarizan, los periodistas lo tienen clasificado, eso es bien triste y en país polarizado siempre se da esta tendencia”, expresó.

Brenes junto a todos los obispos de la Conferencia Episcopal moderaron el fallido primer diálogo nacional entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el Gobierno de Nicaragua, visitaron algunos departamentos del país para mediar entre los conflictos y han sido víctimas de ataques verbales y físicos por parte de simpatizantes sandinistas.

Además, sacerdotes como el padre Edwin Román fue amenazado de muerte, mientras el padre César Augusto Gutiérrez se exilió ante el constante asedio.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.