Encuentran sin vida a nicaragüense desaparecido en España

Misael Centeno vivía desde hace dos años en España. Hace dos meses se mudó a Carranza para trabajar como peón agrícola, pero este martes las autoridades españolas confirmaron su deceso tras encontrar su cadáver en un río.

El cadáver del nicaragüense Misael Centeno Martínez, de 31 años, fue hallado este martes en el río Ramales, de España, después de ser reportado como desaparecido por sus familiares. Hasta el lunes la familia circuló carteles en diferentes redes sociales para dar con su paradero.

Entre la madrugada del sábado y el domingo Centeno estuvo involucrado en una trifulca en un bar del barrio Ambasaguas, de Carranza, municipio de España, y de acuerdo con un testigo, un grupo de hombres lo sacó por la fuerza y dijeron lo iban a tirar al río.

Las autoridades españolas confirmaron el hallazgo de un cuerpo en el límite entre las comunidades Vizcaya y Cantabria, y según informaron, la búsqueda se retrasó porque las fuertes lluvias impedían una pesquisa exacta. Luego el equipo forense de la Guardia Civil confirmó la identidad del cuerpo.

Un agente de la Unidad de Vigilancia y Rescate durante las labores de búsqueda. FOTO: Ertzaintza

Misael Centeno vivía desde hace dos años en España. Según sus redes sociales habitaba en el municipio de Bilbao, pero hace poco tiempo se había mudado a Carranza donde trabajaba en una hacienda como peón agrícola.

Deja a un hijo en la orfandad

Cuando Misael Centeno dejó Nicaragua, lo hizo al poco tiempo de recibirse como ingeniero agrícola, pero no fue ese el primer trabajo que tuvo en España, según sus familiares. Su comunicación era constante, cada fin de semana llamaba a su madre y familiares para saludar.

Al momento de la desaparición de Centeno, la familia decidió ocultarle la información a su progenitora, pero cuando las autoridades confirmaron la identidad del cuerpo, no tuvieron más opción que informarle el deceso.

Nicaragüenses entre los principales solicitantes de asilo a España en 2020

Centeno tenía su esposa y un hijo menor de edad que residen en Nicaragua, ellos viven en el municipio de San Lucas, en el departamento de Madriz, del que también él era originario.

Creían que era una broma

Quienes le conocieron afirman que era una buena persona y que «todo mundo lo quería», por lo tanto la noticia de su muerte fue algo inesperado. Hasta el momento amigos y familiares se han mostrado consternados en sus redes sociales. Cuando se enteraron de su desaparición algunos incluso pensaban que era una broma que él estaba haciendo.

«¿Una más de tus bromas? Emprendedor, arriesgado, y hasta soñador, así era. Y al igual que miles de nuestros coterráneos un día partió hacia el extranjero, cargado de buenas ideas y proyectos que no podrán cumplirse, al perder el activo más importante que un ser humano posee, su vida. Hasta siempre Misael. Loco, todo esto me parece una más de tus bromas», compartió uno de sus amigos en su perfil de Facebook.

 

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.