«Se va rápido el oxígeno»: Migrante nica movilizado dentro de un contenedor relata su vivencia

Según un médico salubrista, al viajar grandes cantidades de personas en el contenedor de un tráiler podrían morir asfixiados por el dióxido de carbono.

*Pedro Peralta tiene más de seis meses de haber llegado a Estados Unidos. Su ingreso fue de manera irregular, y al igual que muchas otras personas emprendió un viaje en el que arriesgó su vida para protegerse de la persecución política del Gobierno de Daniel Ortega. Sin embargo, el factor económico, mejoría laboral y bienestar, también influyeron en su decisión.

Peralta ha sido una de las personas que comparte el amargo recuerdo de haber viajado dentro del contenedor de un tráiler mientras era transportado en la Ciudad de México para evitar ser retenido y deportado por las autoridades migratorias y describe su experiencia como aterradora, que le dejó secuelas sicológicas.

Muchas de quienes viajan de manera irregular hacia Estados Unidos, los «coyotes» los movilizan dentro de contenedores de trailers junto a decenas de personas más. El motivo, presuntamente, es para transportar más rápido a los migrantes de un puesto a otro, pero al hacerlo los exponen a un riesgo mortal, sin embargo también la realidad es para evadir a las autoridades migratorias de México.

Una de las situaciones que recientemente impactaron al país fue la muerte de dos nicaragüenses en México que, junto a alrededor de 160 migrantes fueron abandonados en el contenedor de un tráiler en la ciudad de Coahuila.

Los riesgos que corren los nicas que se van «mojados» a EE.UU

«Es una pesadilla»

Tráiler del que fueron rescatados 47 migrantes nicaragüenses. Dos de ellos fallecieron. FOTO: Cruz Roja mexicana.

«Es una pesadilla, y no solo por las condiciones físicas e infrahumanas a las que estás expuesto, sino también en lo emocional. Viajé desde la Ciudad  de México hasta Monterrey. Totalmente incómodo, no podes cambiar de posición, y hasta con el cuerpo entumecido. Se acaba rápido el oxígeno», relata Peralta.

Este joven viajó más de 16 horas dentro del contenedor y recuerda que estuvo al borde de la desesperación cuando el oxígeno en el interior del compartimento comenzaba a menguar. Los contenedores son cajas de metal que están diseñadas principalmente para transportar mercancía de la forma más limpia posible, es decir: sin ningún escape de aire ni sistema de ventilación.

La historia de la nicaragüense embarazada que murió en México intentando llegar a EEUU

Podrían asfixiarse

El médico salubrista José Antonio Delgado explicó que en espacios cerrados como un contenedor, cuando están conglomeradas tantas personas existen altos riesgos de asfixiarse debido al proceso respiratorio que hacen estas personas.

«El problema de viajar en los contenedores es que, en algunos casos, viajan sin ventilación pueden morir por asfixia por el incremento de la temperatura interna del tráiler y realmente es sofocante», explica.

Los principales peligros que corren las personas que viajan dentro de los contenedores son morir por asfixia, sufrir ataques de claustrofobia, o sofocarse.  En el caso de la asfixia se produce debido a que las personas a mayor temperatura respiran más, y en cada proceso de respiración se inspira oxígeno pero se exhala dióxido de carbono.

«El mismo dióxido de carbono que exhalan las personas va agotando el oxígeno dentro del contenedor y algunas pueden desmayarse, y una persona podría morir si no le brindan auxilio», señala el especialista.

Pero no sólo el dióxido de carbono que emanan las personas podría afectar el oxígeno dentro del contenedor, sino también el monóxido que produce los vehículos que podría filtrarse dentro del contenedor y sumar así otro factor de riesgo.

Cruzar el Río Bravo también es otro de los riesgos de los migrantes. AFP

El peligro es real

«El peligro de asfixia es totalmente real y todo el tiempo te sometés a ello. En el momento preciso en que se cierran las puertas, cualquier retraso, sea por clima, retén o desperfecto mecánico, puede generarte una de las formas de muerte mas horribles y agonizantes que podás imaginarte, que es la falta de oxígeno», relata Peralta quien comparte que fue afortunado al sobrevivir a esa vivencia.

A pesar de conocer el riesgo que implicaba viajar en dicho contenedor, Peralta lo hizo porque había estudiado los posibles escenarios que podría atravesar durante su viaje, pero una vez en camino hacia Estados Unidos se dio cuenta que no todas las personas lo hacen y es hasta que están ante la situación de peligro que se enteran.

«En el camino te vas dando cuenta de los peligros reales, hasta que los tenés ante tus ojos. Existen muchos inmigrantes que mueren de formas atroces y que no son visibilizados por las autoridades locales. Todas las personas que cruzamos la frontera nos damos cuenta que los casos que se exponen son solo una pequeña parte de todo lo que ocurre», expresa.

De hecho en su mente tiene presente el recuerdo de una niña que lloraba con desesperación al estar en la oscuridad del trailer y con poco oxígeno.

En la última semana han fallecido al menos cuatro nicaragüenses mientras intentaban cruzar la frontera hacia Estados Unidos. Entre ellos está una menor de cuatro años, que pereció arrastrada por la corriente del Río Bravo. No obstante, también se reportó el fallecimiento de Jaime Moreno, un nicaragüense de 39 años, que se convirtió en la segunda persona en fallecer tras ser rescatado de un contenedor el pasado fin de semana.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.