¿Cómo han cambiado las políticas para viajar a Costa Rica?

Costa Rica ha sido uno de los países de Centroamérica que ha ampliado el abanico de requisitos migratorios a lo largo de los dos años de pandemia del coronavirus.

En dos año de pandemia por el coronavirus nunca fue tan fácil viajar al país vecino de Costa Rica como lo será ahora. Las autoridades gubernamentales se preparan para eximir como una política obligatoria el pase de salud y el seguro de viaje. Es decir, ya no será necesario presentar estos dos documentos antes de entrar a suelo costarricense.

Cuando Costa Rica cerró sus fronteras al turismo en el segundo trimestre de 2020 por el inicio de rebrotes por Covid-19, las medidas sanitarias fueron estrictas, incluso para los mismo costarricenses o residentes que se encontraban fuera del país, ya que podían regresar con la condición de aislarse durante 14 días.

Aunque el Gobierno reabrió sus fronteras en septiembre de 2020, fue hasta abril de 2021 que se  reaperturaron las fronteras terrestres al turismo, mientras los intercambios comerciales se mantuvieron. Hubo suspensión de clases a nivel nacional, y posterior pasaron a clases virtuales. Fueron cancelados diferentes eventos masivos, bares, así como casinos, con el fin de evitar la propagación del coronavirus.

El Gobierno tico orientó que los turistas debían presentar visa (en los casos que así correspondan) y el pase de salud, así como un seguro médico, sea nacional o uno internacional que cumpliera con las siguientes coberturas: vigencia de toda la estadía, cobertura mínima para gastos médicos provocados por Covid-19 de $50 mil y cobertura de gastos de hospedaje en caso de cuarentena.

Remesas provenientes de Costa Rica disminuyeron en 2021, sin embargo aumentaron las de EE.UU

Sin embargo, en la actualidad las políticas migratorias de Costa Rica han cambiado en medio de la pandemia. A partir del viernes, se continuará con el uso de mascarilla, el protocolo de lavado de manos y toma de temperatura, teletrabajo y asistencia a campaña de vacunación, con el fin de contrarrestar los contagios por el patógeno.

Según el abogado defensor Braulio Abarca, del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, la política más estricta por ahora en Costa Rica es que solo se aceptarán a visitantes inmunizados con los biológicos AstraZeneca, Pfizer, Moderna, Sinovac, Sinopharm y Jhonson & Jhonson.

En el caso de los nicaragüenses, las vacunas Abdala y Soberana de Cuba, Sputnik V y Sputnik Light de Rusia, que han sido inoculadas en la población a lo largo de 2021 y 2022, no son biológicos admitidos por el país vecino del sur.

Se debe destacar que Costa Rica ha sido uno de los países de Centroamérica que ha ampliado el abanico de requisitos migratorios por la pandemia, sin embargo, desde que abrió fronteras al turismo por primera vez nunca solicitó pruebas de detección del coronavirus ni tampoco emitió órdenes sanitarias de confinamiento al ingresar al país.

¿Por qué Costa Rica cambia sus políticas migratorias?

Bajo anonimato, un especialista en políticas públicas consideró que la estrategia del Gobierno costarricense -que a lo largo de la pandemia ha sido de forma gradual- es una mejoría en términos de agilización de trámites migratorios para el ingreso de turistas hacia su país, sin embargo, en el caso de Nicaragua «las trabas inician desde aquí».

A su criterio, Costa Rica busca normalizar la situación debido al control que se tiene sobre la pandemia, lo cual podría generar mayor flujo del turistas que permitirá dinamizar aún más la economía.

«Al dinamizar la economía se genera impuestos, y al generar impuestos se logra ingresos o tributos, por lo tanto eso implica una mayor recaudación. Por otro lado, los comercios vuelven a recuperarse, porque venimos de un proceso de recesión económica producto del cierre de los mercados por el tema de la autocuarentena», explicó el especialista.

Cuatro presidentes ha tenido Costa Rica desde que Ortega retomó el poder en Nicaragua

Asimismo, la economista Norma Morales, coincidió que el objetivo es fortalecer de manera conjunta la industria del turismo -generador de desarrollo, divisas y empleo- como parte del plan de recuperación de la economía nacional tras obtener resultado positivos del control de la pandemia, y sobre todo porque la tasa de mortalidad a causa del coronavirus disminuyó en un 36% en las últimas semanas.

«Según el índice mensual de actividad económica de Costa Rica, en enero de 2022 -en términos interanuales- se elevó y tuvieron una recuperación económica del 12.3%. Las actividades productoras de servicios crecieron debido a una mayor demanda, y la reducción de restricciones de movilidad de personas tuvo un impacto favorable», aseguró Morales.

A su juicio, también es «un incentivo» para que el nicaragüense «promedio» en término económicos, pueda viajar a Costa Rica con la tranquilidad de realizar menos procedimientos migratorios y costos adicionales como el del seguro médico y el pase de salud.

«Hay que considerar que Costa Rica a nivel centroamericano es uno de los países en los que su costo de vida es significativo, es elevado, pero también considero que es un incentivo para que (el nicaragüense) pueda viajar con más facilidad», puntualizó Morales.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.