Bebé muerta por supuesta negligencia médica sepultada bajo asedio policial

Duston Salablanca, hermano del ex preso político Lenin Salablanca, denunció que los funerales de su pequeña bebé recién nacida se realizaron bajo asedio policial, bajo el pretexto que brindaban protección a la familia.

«No creo que la gente que llega al cementerio se quiera robar algo porque tuvieron rodeado el cementerio mientras duró las honras fúnebres de mi hija», dijo Salablanca.

El padre de la bebé fallecida este 27 de septiembre dijo que el resguardo policial inició desde su salida de la capilla de Juigalpa Nuestra Señora de Guadalupe, hasta el cementerio de Cuapa, donde se sepultó a la niña.

Salablanca y su esposa han denunciado negligencia médica por parte del doctor Wilber Pavón, a quien señalan de haberse dejado influenciar por sus simpatías partidarias con el Frente Sandinistas y haberse negado a realizar una cesárea de emergencia, lo cual según dice, conllevó a la muerte de su pequeña hija.

El denunciante asegura que el médico le conocía muy bien a él y su familia, porque estudiaron en la misma universidad y que el galeno estaba claro que ahora su ex compañero de aulas formaba parte de una amplia ola de sandinistas descontentos que con la crisis decidieron sumarse a las protestas antigubernamentales.

Asegura que ya había dos órdenes médicas para realizar el procedimiento de urgencia y Pavón no las acató.

«Dice el doctor que la niña nació bien y que gritó, pero dice mi esposa que en ningún momento gritó», relata Salablanca, que también asegura que otro médico cuestionó delante de varios familiares la decisión de su colega Pavón de no haber intervenido a la madre a tiempo.

«Ella dilató 24 horas viva, a las 12 del medio día le dieron dos paros respiratorios seguidos», denuncia con angustia el padre, que  anunció el inicio de un proceso legal para demandar por negligencia médica al doctor.

¿Intentaron callarlo?

Salablanca asegura que personal del Silais se presentó pronto a ofrecerles ayuda y facilidades como transporte, asistencia médica especializas y enfermeros dedicados en su casa, pero él se negó por creer que las acciones pretendían silenciar su denuncia y demanda de justicia.

«Quieren callarme ofreciéndome todo eso, lo cual conmigo se fregaron porque yo quiero que esto se lleve hasta los juzgados y que se juzgue a este doctor porque lo que se cometió fue un crimen donde el orteguismo está presente», declaró.

Por su parte el abogado Julio Montenegro, del colectivo Defensores del Pueblo aseguró que ellos darán seguimiento al caso, que corresponde a un delito de acceso al derecho de salud y anunció que ya las autoridades realizan una auditoría para determinar las circunstancias del caso.

Salablanca informó que no le entregaron epicrisis sobre las causas de muerte de su hija, y que su esposa sigue delicada de salud.

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí ▶ https://bit.ly/2HT5Wsm.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.