La peor cara de la migración nica: los niños muertos

Se han reportado dos ahogados, una desaparecida y uno que lucha por su vida en un hospital. Organizaciones critican insensibilidad del régimen Ortega.

Dos se han ahogado, uno lucha por su vida en cuidados intensivos, una sigue desaparecida desde hace tres meses y otro pasó toda una noche perdido al ser arrastrado por las aguas del Río Bravo en el borde entre México y Estados Unidos. Lo anterior, es un resumen trágico de la peor cara de las migraciones de los nicaragüenses en los últimos ochos meses: los niños.

Sus padres cargaron con ellos en busca de una vida que ofrecía ser diferente, pero para algunos, terminó en una tragedia sin retroceso. “La situación del país ha obligado a los padres a tomar decisiones como estas, con resultados que a menudo son lamentables”, dice un activista que por años trabajó en una organización no gubernamental que promovía en el país los derechos de la niñez y que el régimen Ortega-Murillo, ilegalizó en su guerra contra las organizaciones sin fines de lucro.

“Nos es recomendable una travesía como esa, peor si se hace con niños”, dice el activista. Para Braulio Abarca, del organismo defensor de derechos humanos, Nicaragua Nunca Más, la migración forzada a la que se somete a las familias de este país, que ha incluido a los niños, violenta sus derechos humanos.

Los activistas recordaron que la tutela de esos derechos es una responsabilidad del Estado de Nicaragua, del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes no le han dedicado ni una sola letra al problema de las migraciones de miles de nicaragüenses que huyen del país en cantidades casi escandalosas desde la crisis de abril de 2018.

“Hemos visto niños y adolescentes en estas travesías peligrosas y las autoridades no dicen nada. ¿Dónde está la Procuraduría de la Niñez y la Adolescencia? ¿Dónde está el Ministerio de la Familia? Parecen ignorar un tema que preocupa”, critican.

EEUU contempla frenar importaciones nicaragüenses como medida de presión al gobierno de Ortega

Tema grave desde el 2021

En un informe publicado en junio de 2019, el Centro de Análisis de Datos de la Organización Internacional para las Migraciones, OIM y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, señalan que entre 2014 y 2018 se reportaron cerca de 1,600 menores migrantes muertos o desaparecidos en rutas fronterizas de todo el mundo, números propensos a aumentar con los subregistros.

En los años siguientes las cosas empeoraron, advirtieron los organismos, especialmente en 2021. En el caso de las Américas, al menos 283 niños han perdido la vida, principalmente durante la travesía irregular hacia Estados Unidos desde el 2014 hasta lo que va del año.

En 2021, unos 51 niños migrantes perecieron en las diferentes rutas que buscaban el llamado sueño americano y en lo que va del año, la OIM ha registrado 68, siendo el último incidente, un menor nicaragüense ahogado en el río Bravo que viajaba con su tío y su hermanito menor, según reportes periodísticos difundidos el jueves 25 de agosto y que ya se encuentran registrados en el Centro de Análisis de Datos de la OIM.

“Lo que está pasando es muy grave, dos niños ahogados en este año, la niña desaparecida y uno en estado reservado en un hospital, debería mover a un gobierno que se llama a sí mismo cristiano y solidario, a actuar, no apartar la vista al problema”, criticó el activista.

Siguen sin investigar muerte de la novia del hijo del magistrado Gerardo Arce

los niños nicaragüenses

El jueves 11 de marzo pasado, el cuerpo de una niña nicaragüense, identificada como Angelica Mariel Silva Mendoza de cuatro años, fue recuperado de las aguas del río Bravo. La menor fue arrastrada por sus corrientes, siete noches antes, cuando junto a su madre y otros dos hombres, intentaban cruzar hacia Estados Unidos.

La madre, relató a las autoridades que “casi llegando” al lado estadounidense “resbaló” y fue arrastrada por la corriente, por lo que uno de los acompañantes, que cargaba a la niña, intentó ayudarla. Ella logró salir a la orilla de Estados Unidos, pero su hija no.

Sofía Abigaíl Caballero Huete cumplió cuatro años el sábado 11 de junio de este año. Su familia no tenía nada que celebrar ese día. Hacía casi un mes, el 10 de mayo, salió con su madre Irma Yaritza Huete de su natal Quilalí con rumbo a Estados Unidos, pero al intentar pasar el río Bravo, el 17 de ese mismo mes, ambas se hundieron. El cuerpo de la madre fue recuperado, pero la niña sigue desaparecida desde hace tres meses. “Aquí seguimos esperando noticias. Tenemos la certeza que sigue vive, no importa el tiempo, lo creemos”, dice su abuelo Luis Adolfo Huete Herrera de 50 años.

A Alington Alvarenga Madrigal, su familia lo creyó ahogado en el peligroso río Bravo el 12 de mayo pasado. Su madre, Jeymis Madrigal, contó que su hijo de tres años fue arrastrado junto a cuatro personas que intentaban cruzar el río. Todos fueron arrastrados y reportados ahogados esa misma noche. Pero Alvarenga Madrigal fue rescatado y reportado vivo al día siguiente.

Encuentran en una morgue de Texas a nicaragüense fallecido en mayo tratando de cruzar el río Bravo

La última tragedia

Pero la suerte no ha sido la misma para otro niño de tres años y su hermanito menor, cuando junto a su mamá y un tío intentaron cruzar hacia Estados Unidos, en estos días de agosto. Las fuertes corrientes del río Bravo los terminaron arrastrando.

El primer pequeño pereció y su hermanito lucha en un hospital, mientras que la madre y su tío Dervin Iván López, lograron sobrevivir. Su familia en Managua, se ha declarado destrozada por la tragedia. “La noticia sobre Iván, es buena, nos alegra, pero sufrimos por los niños”, dijeron.

“Nosotros seguimos llamando a evitar ésto, que no se arriesguen y tampoco arriesguen a sus niños, no hagan esa travesía”, llamó por su lado una activista del organismo Texas Nicaraguan Community, TNC, que ha seguido el caso de los migrantes nicaragüenses.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.