Denuncian abusos de militares en “puntos ciegos” de la frontera con Costa Rica

Afectados dicen que se ejecutan requisas exageradas, largos interrogatorios y hasta robos de celulares y otros objetos de valor, bajo el pretexto de “decomiso por dudosa procedencia”.

 Miembros del Ejército de Nicaragua participa de la Verificación Ciudadana. Foto / Canal 8

Largos interrogatorios, ofensas verbales y hasta decomiso de teléfonos celulares, son parte de los abusos que sufren ciudadanos nicaragüenses cuando son interceptados por militares que patrullan puntos ciegos en la frontera de Nicaragua con Costa Rica, específicamente en zonas del municipio de Cárdenas, en Rivas.

“Se aprovechan, porque uno se va de su país en estas condiciones por necesidad, no por turismo. Ahora, uno lleva pocas pertenencias y ahí te las quitan, en vez de protegernos”, se queja una de las víctimas de los uniformados.

Explican los que han decidido irse del país, que lo hacen porque la economía de Nicaragua “está mal, uno vive asfixiado”. Se quejan de que no hay trabajo y los que se logran conseguir es con salarios que no compiten con el costo de la vida. “Además hay un pleito político de nunca acabar”, indican.

Sobre la actitud de los militares, dicen que no entienden las medidas y que creen deberían ayudar a la gente y no abusar de sus necesidades. “Te arrebatan los celulares, te hacen una cantidad de preguntas, te bajan del autobús sin darte explicación alguna y para colmo el trato. Te tratan como delincuente, cuando los ladrones y abusadores están en otro lado”, denunció un ciudadano que por temor no quiso identificarse.

De la terminal de buses de Rivas salen los buses hacia la frontera en donde muchos compatriotas buscan pasar a Costa Rica por puntos ciegos.

Más control y abusos

Otro en su red social contó que a él le revisaron las maletas que llevaba y se las saquearon. “Me dieron a entender que les pagara y como no quise, descaradamente me robaron. Es una vergüenza que porten el uniforme militar y un abuso descarado”, denunció.

Otros afectados contaron para este reporte, que tiempo atrás hacían este tipo de registros, pero que el trato era más humano y se notaba que cumplían “un trabajo”. “El problema es que ahora no disimulan que la intención es aprovecharse, son maleducados y odiosos”, se quejaron.

“¿Cómo es posible que te exijan la factura del teléfono que usás porque sino será decomisado? Es una clara intención de robo. Llegan hasta decir, bueno usted puede irse pero el aparato se queda, es un asalto a plena luz del día, un abuso, como decimos”, denuncia un ciudadano rivense quien cada año visita a sus familiares acercándose las festividades de Navidad o durante sus vacaciones laborales.

Familias enteras hasta con niños sufren los actos intimidatorios de los militares, denunciaron las víctimas. Hace un par de días, dos familias con niños pequeños fueron bajados de un bus y requisados casi de forma violenta. “Al reclamo, ellos amenazaron con echarlos presos y los niños vieron y oyeron eso, no debería ser, eso afecta a los niños que están en esa situación por necesidad”, acusaron.

“La verdad, una cosa es hacer su trabajo, vigilar nuestra soberanía, dar seguridad por el narcotráfico que se vive en estas zonas, pero otra muy diferente es el maltrato a la gente que emigra por necesidad. Deberían saber los jefes lo que está pasando y poner fin a eso”, demandó una ciudadana comerciante que transita por esos puntos frecuentemente.

 

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.