¿Por qué los médicos advierten que la variante ómicron no es menos agresiva?

La variante del coronavirus nombrada ómicron se ha convertido en la cepa dominante en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe. Aunque parece que esta variante es menos agresiva, los médicos alertan que no existe base científica para afirmarlo.

La situación con los contagios por coronavirus sigue preocupando a los expertos médicos que monitorean la evolución de la pandemia en las Américas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó la semana pasada que los casos se habían duplicado en la región, sobre todo por la incidencia de la variante ómicron.

¿Cómo incide la variante ómicron en América Latina?

Aún hay muchas dudas acerca de la incidencia de esta nueva cepa y si realmente nos estamos aproximando hacia el inicio del fin de la crisis sanitaria.

Andrés Vecino, investigador de Sistemas de Salud del Departamento de Salud Internacional de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins dijo a la Voz de América que “esta variante ya está presente en muchos países” de la región sur del continente americano y, en algunos casos, ya es la dominante.

“Los datos de vigilancia que se han hecho en diciembre y enero muestran que ha habido un incremento. En diciembre, muchos países de Latinoamérica tenían la proporción de casos de ómicron al 50 por ciento. Ahora, más recientemente, México y Argentina reportan que por lo menos el 80 por ciento de los casos son de ómicron”, explicó.

Vecino destacó que esta nueva cepa no solamente se está “expandiendo” y “generando una gran cantidad de afecciones”, sino que también “está desplazando a otras variantes”, una tendencia que ya se había visto en el pasado.

“Es lo mismo que se ve con cualquier otra variante que es altamente transmisible. Es lo mismo que pasó con delta antes que desplazara a alfa, beta y gamma”.

¿Por qué es tan importante la prueba de COVID-19?

Organismos sanitarios internacionales, como la OPS o la Organización Mundial de la Salud (OMS), han puesto de manifiesto la necesidad de que las pruebas PCR y de antígenos sean más accesibles para la población, especialmente en aquellos países con menos recursos y sistemas de salud más precarios.

El objetivo, según dicen los expertos, es que a mayor información, hay más posibilidades de identificar los infectados y ponerlos en cuarentena para frenar los brotes.

Sin embargo, algunos países de América Latina están teniendo serios problemas para hacer pruebas de detección de coronavirus a gran escala, precisamente por la escasez de recursos.

Costa Rica declara alerta naranja por Ómicron

Por lo tanto, según Vecino, también resulta muy difícil identificar los casos de ómicron en esta región.

“Siempre ha sido un problema el poder detectar el número total de casos. Es muy difícil detectar todos los casos, entre otras cosas porque muchos casos son asintomáticos o son leves. Y digamos que muchas veces las personas van demasiado tarde a testearse y ya no se detecta”, advirtió durante la entrevista con la VOA.

¿Cuáles son los síntomas de la variante ómicron?

Con estas dificultades para identificar esta variante ómicron a simple vista, Vecino instó a la población a que, ante cualquier síntoma, se considere que uno ya está contagiado con el coronavirus.

Según él, parece que los síntomas de ómicron están más relacionados “con las vías aéreas superiores, es decir, la nariz, la boca, la garganta” y no con los pulmones.

“Digamos que es muy preliminar. Entonces eso hace que la gente lo confunda con una gripe cualquiera, por lo que se ha hecho más difícil la detección en la parte de los síntomas”, explicó.

Casos de ómicron no son necesariamente menos graves

Al mismo tiempo, apuntó, el hecho de que haya habido un alto índice de vacunación contra el coronavirus en la población ha desencadenado en “una mayor probabilidad de que ómicron se encuentre con personas vacunadas o inmunizadas previamente y que sus síntomas sean menores”.

Pese a eso, advierte que aunque “pareciera ser que son casos más leves”, esa no es una “observación empírica” y “no necesariamente implica que esta variante sea menos severa”.

¿Por qué creemos que ómicron es menos agresiva?

“Después de dos años, muchas personas particularmente en Latinoamérica se han infectado previamente y están inmunizadas a través de la infección o el 65 por ciento de la población latinoamericana se ha vacunado”, dijo Vecino.

“Es posible que simplemente estemos viendo una variante que podría ser igual de grave, pero está afectando a una población que está mucho mejor preparada”, afirma el experto.

En definitiva -explica- “estamos viendo más casos y que, en general, parece ser menos severos, aunque no necesariamente es un atributo intrínseco de la variante, sino que más bien puede ser de las características de la población”.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.