Edén Pastora pide al FSLN otro candidato que no sea Ortega

Edén Pastora, el  exguerrillero al que el tiempo le ha robado su antigua gloria luego de varios cambios de bando político, fue capaz de contrariar al Frente Sandinista, con quien está aliado desde hace varios años.

El llamado Comandante Cero fue invitado al programa de Moisés Absalón Pastora en Canal 6, en el cual el animador de televisión le preguntó, ¿qué le recomendaría al Frente Sandinista en las actuales circunstancias?, la respuesta, puede bien considerarse un reto a Ortega y Rosario Murillo, actuales dueños de esa agrupación política.

«Organizar científicamente al partido liberal, digo perdón, al partido sandinista, con sus asambleas de barrio, municipales, departamentales, la gran asamblea nacional y organizar de verdad y de fondo el Congreso Nacional, nos hace falta ese partido que existió en el 80», dijo Pastora.

Al referirse al partido que existió en los 80, Edén Pastora habla de un FSLN más abierto y consensuado entre más de una persona que es a como funcionaba en esa época antes de ser completamente tomado por la familia Ortega-Murillo.

Edén Pastora además recomendó a Ortega volver a darle vida al Congreso Nacional del Frente Sandinista, para tener opciones de próximos candidatos ante su eventual muerte.

«Yo recomendaría a nuestro Comandante Daniel Ortega estructurar ese gran partido científico, y que sea el que nos diga cuál va a ser el próximo candidato, nuestro próximo dirigente, cuando a nuestro Comandante Dios le mande cualquier fatalidad, un derrame cerebral, una enfermedad grave, una vejez dentro de 10, 12 años , una muerte segura, que sea el gran congreso el que diga, el fulano y todos por disciplina partidaria, por obediencia partidaria apoye ese pueblo a ese que el gran congreso del partido diga», expresó.

Le interesa: FSLN con temor llama a movilizaciones tras la caída de Evo Morales

El Congreso Sandinista fue clausurado por Daniel Ortega en 2005 luego que Herty Lewites aprovechara ese espacio para postularse como candidato presidencial, lo cual fue percibido por Ortega como una amenaza.

Para entonces Herty gozaba de una amplia popularidad no solo dentro de las bases sandinistas, sino también entre quienes se declaraban no militantes de ese partido, en cambio Ortega ya había perdido cuatro elecciones.

Ortega entonces movió sus influencias y ordenó la expulsión de Herty Lewites acusándolo de traidor, y para evitar vivir otra circunstancia como esa, dio por concluido el Congreso Sandinista, que era el espacio de cierta forma democrático dentro del partido donde se tomaban por mayoría de votos, las principales decisiones del FSLN como un cuerpo más colegiado. Ortega se quedó así con el control absoluto del partido.

Le interesa: EEUU muestra renuncia de Evo Morales como una señal a Nicaragua y Venezuela

Edén Pastora dijo que ahora mismo la disciplina de los militantes del FSLN está solamente basada en el «cariño» que le tienen a Ortega, dejando entre ver que si Ortega muere o por alguna razón no puede continuar, esa disciplina se desmoronaría.

«A mi me preocupa que ahora obedecemos a Daniel porque lo queremos, más que por disciplina partidaria y eso me preocupa, que le hagamos caso a Daniel porque lo queremos y que estemos dispuestos a dar la vida por lo que Daniel nos enseña , por lo que Daniel nos dicta, entonces debemos de estar dispuestos a dar la vida y hacer lo que el partido diga, lo que el partido ordene», manifestó Edén Pastora.

Foto principal: El País 

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí ▶ https://bit.ly/2HT5Wsm.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.