Rosario Murillo desprotrica contra los disidentes sandinistas sin mencionar sus nombres

La disidencia sandinista que ha golpeado en lo interno al partido gobernante en Nicaragua, continúa empujando a la vicepresidenta Rosario Murillo a lanzar epítetos en su contra. Sin mencionar nombres la vicepresidenta sancionada por Estados Unidos comparó a los disidentes como «los judas que por cinco bollos se vendieron», durante su intervención en los medios oficiales.

Murillo prosiguió sus acusaciones, señalando a la disidencia de traidores y cobardes. «Me pregunto cómo pueden verse en el espejo cuando se levantan. Cómo podrán verse en el espejo cuando se levantan esos puchos, esos traidores que vendieron su alma al diablo. Los vendepatrias que se suman a los vendepatrias de siempre pero con más deshonra, mas deshonor porque venían de otros orígenes», ha dicho Murillo este viernes.

Durante el momento más álgido de la crisis sociopolítica varios funcionarios reconocidos dimitieron alegando diversas causas. El caso más conocido fue el de el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia Rafael Solís, ex asesor jurídico de la pareja en el poder. La Asamblea Nacional de Nicaragua ni siquiera quiso leer la renuncia de Solís y el partido gobernante prefirió que se venciera el cargo del funcionario.

En la misiva, fechada el 8 de enero, Solís explica que su decisión se debe al manejo que Ortega y Murillo han hecho de la crisis política que vive el país y que ha dejado según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA al menos 325 personas muertas.

El exmagistrado Rafael Solís dimitió con duros señalamientos a Daniel Ortega y Rosario Murillo. Foto: NICARAGUA INVESTIGA.

Presento mi renuncia inmediata, e irrevocable a partir de este momento a mi cargo de Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, y  todos los cargos políticos incluida la militancia en el FSLN.  Esta renuncia es independiente de la decisión que tome la Asamblea Nacional de aceptarla o no, aun cuando solo falten tres meses por concluir mi período, pero prefiero hacerla desde ahora, para evitar que se me aplique aquel artículo de la Constitución que establece que los funcionarios públicos electos por la Asamblea Nacional deben continuar en su cargo, si no hiciera ésta los nombramientos de otros Magistrados y aún de ellos mismos cuando se venzan  sus períodos, que es lo que creo va a ocurrir en abril”, argumentó Solís.

 

Otro que puso a disposición su cargo fue Hernán Estrada Santamaría, procurador general de la República alegando supuestos problemas de salud. Para acallar rumores, el gobierno de Daniel Ortega especificó en ese entonces que el mandatario nicaragüense Daniel Ortega no solo aceptó su renuncia, sino que agradeció a Estrada «por su trabajo dedicado y eficiente».

Previamente  Marcia Ramírez, Ministra de la Familia y hermana del exvicepresidente y escritor crítico de Ortega, Sergio Ramírez dimitió, aunque el Gobierno lo publicó como jubilación.

Otra de las renuncias fue la del Superintendente de Bancos Víctor Urcuyo, quien al igual que Estrada alegó motivos de salud.

Desde entonces la pareja presidencial mantuvo duras medidas para evitar deserciones en su partido. Nicaragua Investiga conoció que el Ministerio de Gobernación prohibió la salida de funcionarios con el fin de frenar la fuga de allegados al gobierno, a causa de la crisis que estalló en abril de 2018.

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí ▶ https://bit.ly/2HT5Wsm.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.