Síguenos

¿Qué estas buscando?

Política

FSLN termina el año con más represión y por tanto con menos simpatías y menos sandinistas

El incremento de la represión de la dictadura, la cual está alcanzando a sus mismas bases, también le ha pasado factura y hoy es evidente que hay menos sandinistas que años anteriores.

El FSLN que lograba simpatías por encima del 30 por ciento, ya es cosa del pasado. De acuerdo a una encuesta de la firma costarricense CID Gallup, divulgada a inicios de diciembre, solo un 15 por ciento de los encuestados tenía simpatía por el partido gobernante.

La encuesta reveló que una cifra cercana, del 13 por ciento, tenía simpatía hacia otros partidos legales, como son el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el Partido Liberal Independiente (PLI),la Alianza por la República (APRE) y el Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), que son organizaciones consideradas «colaboracionistas de la dictadura».

Movimiento Campesino rechaza que disidentes sandinistas llamen «neoliberal» a Ortega: «Es fascista»

Otro 5 por ciento de los encuestados afirmó que simpatiza con otras organizaciones, sin embargo, no las identificó.

La gran mayoría de los consultados, un 67 por ciento, no simpatiza con nadie, algo que ha sido la tendencia en los últimos años.

En el caso específico del FSLN, parece que no levanta cabeza, ya que en la encuesta de junio, la simpatía era también baja: un 16 por ciento.

Sandinistas aprovechan el parole humanitario para irse al «imperio»

FSLN «devorando» a sus propios hijos

Consultado sobre el tema, un analista que pide el anonimato, por razones de seguridad, destaca que el responsable de que hoy en Nicaragua el FSLN sea una fuerza política repudiada es el mismo Daniel Ortega.

«Como en la mitología, Saturno se está comiendo a sus propios hijos, el Frente está devorando a los mismos sandinistas. En las dictaduras no solo se reprime a la disidencia, también se termina reprimiendo a las mismas bases que las sostienen, eso está pasando en el sandinismo, lo podemos ver en las medidas que se han tomado en contra de los mismos simpatizantes del partido, no pueden ni quejarse, lo que ha pasado en las distintas instituciones del Estado, de la cárcel no se salvan ni los sandinista, el temor que hay, eso de a poco está minando al Frente», indica.

«Por otro lado, debés ver la migración, el exilio, las expulsiones. Allí se ha ido todo mundo, liberales, sandinistas, católicos, no católicos, blancos, rojos, negros, de todos los colores. Hay un golpe directo a la unidad familiar, eso lo están sintiendo los sandinistas también, ven que sus hermanos, sus hijos, sus sobrinos se están yendo del país porque este país no da para más, no hay esperanza, no hay tranquilidad y no culpan a los opositores, culpan a Daniel, ya la gente no cree el cuento de que la culpa es de la derecha, de Estados Unidos y de quien se invente Daniel y la Rosario. También hay gente que no la dejan regresar al país o que son forzados al exilio y tienen familiares sandinistas, familiares trabajando en el Estado, eso está haciendo su mella. Daniel en vez de bajar la intensidad a la crisis, de parar la persecución, de dejar de meter preso, y buscar una solución, la ha agravado, pero a un alto costo partidario», agrega.

«Creían que la dictadura es solo para los opositores»

Otro entrevistado, que también pide el anonimato, recuerda que en el 2018 cuando el régimen cometió la masacre, muchos sandinistas hasta celebrabanla represión contra los opositores y la ciudadanía que salió a las calles a protestar.

«Pecaron de ingenuos, hicieron el papel de tontos útiles, la masacre del 2018, la carceleadas, eso no lo hizo Ortega solo, lo hizo con el respaldo de las familias sandinistas. De que sí hubo y hay una estructura de mando para cometer estos crímenes, claro que la hay, pero fue con el apoyo de su militancia. ¡Hagamos memoria! En el 2018 se veía a la militancia sandinista con la bandera roja y negra celebrando los ataques de la policía y los paramilitares, que eran ellos mismos los sandinistas, amenazando a opositores, pero una vez que el poder despótico de Ortega y su grupo se consolidó, la dictadura nos cubre a todos, no es que es dictadura para unos y para otros no», afirma.

En este punto, recuerda también que después «cuando metían a la cárcel a alguien» los sandinistas «corrían a celabrarlo, pero era cuestión de tiempo que les llegara a ellos». «El Chino Enoc, uno de ellos, otro joven que fue hasta expulsado de la Plaza y ahora está preso (Geovanny López, mejor conocido como»Tropi Kong)», dice mencionando algunos ejemplos sobre sandinistas que en el 2018 celebraban lo ocurrido en Nicaragua y les toca sufrir al igual que el resto de opositores.

 

Te podría interesar

Política

Alain Pellet le ha trabajado a los sandinistas desde los años ochenta, pero también fue abogado de Putin contra Ucrania y de Palestina contra...

Política

Hace 40 años, el 9 de abril de 1984, los sandinistas demandaron a ese país por financiar a los contras. La CIJ falló, pero...

Política

Se trata de Sabra Amari Murillo Centeno, nacida en Cuba, exfuncionaria de Albanisa y a quien los Ortega Murillo ya le han asignado otros...

Política

Actividades en varios lugares para demostrarle a Ortega y a Murillo que “la resistencia sigue viva para el pueblo nicaragüense”, indicaron diferentes activistas opositores.

Copyright © Nicaragua Investiga 2023