Grigsby sale en defensa de Ortega, tras su baja popularidad: «El país lo dirige Daniel y no estudió en Harvard»

En esta nueva arremetida, Grigsby tuvo detalles para el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos

El propagandista sandinista y director de radio La Primerísima William Grigsby Vado, salió a la defensa del mandatario Daniel Ortega, quien recientemente salió mal evaluado en una encuesta de la firma Cid Gallup, argumentando que estaba mejor preparando «pese a que no estudió en Harvard. Grisby hizo el comentario en su programa habitual en la emisora que dirige.

En esta nueva arremetida, Grigsby tuvo detalles para el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por su complicidad con la corrupción gubernamental del Frente Sandinista y endiosó por enésima vez a Ortega.

Ellos creen que «han nacido para mandar, ellos han sido educados en Harvard para mandar, pero quién dirige el país, Daniel Ortega, que no estudió en Harvard y que les ha manejado la economía mejor que todos ellos juntos, quién es el Ministro de Hacienda, un chapiollo orgulloso de su raza y de sus orígenes como Iván Acosta con un impecable funcionamiento a lo largo de todos estos años, eso para ellos es una patada ya sabés a dónde» declaró el propagandista Grigsby.

De acuerdo al «Chele» Grigsby, como también se le conoce, muchos en la oposición se refieren a Ortega como «bachiller» y a Acosta como «un indio de ahí de la UNAN» pero, según su narrativa, «esos son mejores que vos y que todos ustedes juntos con todo y tus estudios porque gobiernan para el país desde una perspectiva de clases, desde los pobres» afirmó.

Las declaraciones de Grigsby se dan en un contexto electoral cuando la oposición política se alista para elegir a un posible candidato «único» que enfrente a Ortega en los comicios de noviembre próximo. El nombre que más ha sonado recientemente ha sido el de Cristiana Chamorro, proveniente de una familia vinculada históricamente a la política nacional.

Antes de que Ortega regresara a la presidencia en el 2007, Grigsby era considerado por algunos como un hombre muy inteligente y crítico agudo. Ahora casi nadie le reconoce esas cualidades y en las redes sociales se le ha señalado de “cínico”, “mentiroso”, “servil” y hasta de “criminal”.

Grisby no siempre ha endiosado a Ortega. Cuando el caudillo sandinista estaba en la oposición, Grigsby destacaba por apuntar a la dirigencia del partido rojo y negro a un nivel que hasta se atrevió a condenar el asesinato del periodista Carlos Guadamuz quien murió a balazos por William Hurtado, un ex miembro de la Seguridad del Estado. Por supuesto, esto no gustó a la militancia en aquel momento.

Grigsby también ha tenido sus contradicciones con Rosario Murillo, actual número dos del poder en Nicaragua. En 2005, en un escrito en la revista Envío publicó que “la intromisión de su esposa Rosario Murillo -con sus diatribas, su color chicha, su mensaje de amor a los otros y de odio a los nuestros, su arrogancia y sus bamboleos ideológicos- le ha llevado a cometer no pocos errores políticos» en alusión a Ortega y su relación con la hoy primera dama.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.