«No es suficiente con salir diciendo que ya no opero»: Wálmaro Gutiérrez ataca a oenegés que cerraron

"Estas personas que rechazan someterse a la Ley de Agentes Extranjeros, lo que han estado haciendo es cometiendo delitos contra el pueblo nicaragüense, dijo el diputado sandinista.

El diputado oficialista y artífice de la considerada nociva Ley de Agentes Extranjeros, Wálmaro Gutiérrez, atacó este domingo a dos oenegés que anunciaron su cierre en los últimos 15 días y aseguró que «no es suficiente con deshacerlas como si fueran pulperías». Wálmaro se refirió a la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), la cual tenía más de 20 años trabajando con rigor la libertad de expresión, el acceso a la información pública y PEN Internacional que promovía la amistad y cooperación intelectual entre escritores de todo el mundo según información de la propia organización.

«El hecho de decir públicamente que cancelan sus operaciones, no significa que puedan ponerse al margen de la Ley. Las personas jurídicas se quedan en base a la Ley 147 (Ley general sobre personas jurídicas sin fines de lucro) que también establecen que como las cosas en derechos se hacen, en derecho se deshacen, no es suficiente con salir públicamente que ya no opero como que si fuera una pulpería o miscelánea«, arremetió el diputado sandinista, quien fue sancionado por los Estados Unidos de apoyar públicamente la Ley de Agentes Extranjeros .

Ambas organizaciones cerraron por considerar que la Ley de Agentes extranjeros es inconstitucional y «violatoria de todo principio de libertad de organización» y por tanto «no acepta la pretendida imposición de registrarse como Agente Extranjero».

Sin embargo Gutiérrez no dijo que la Ley de Agentes Extranjeros orienta que estos deben abstenerse de participar en actividades políticas internas de este país, algo que es considerado violatorio a los derechos humanos a lo establecido en la Constitución de Nicaragua en su artículo 27 que señala que todas las personas son iguales ante la ley y tienen derecho a igual protección.

«No habrá discriminación por motivos de nacimiento, nacionalidad, credo político, raza, sexo, idioma, religión, opinión, origen, posición económica o condición social. Los extranjeros tienen los mismos deberes y derechos que los nicaragüenses, con la excepción de los derechos políticos y los que establezcan las leyes; no pueden intervenir en los asuntos políticos del país», cita el artículo constitucional.

Pero en la normativa de la Ley, el gobierno pretende inhibir a nicaragüenses de los derechos políticos, pues también prohíbe a que  «promuevan cualquier tipo de organización  movimiento, partido, coalición, alianza o asociación que desarrolle actividades políticas».

«Estas personas que rechazan someterse a la Ley de Agentes Extranjeros, lo que han estado haciendo es cometiendo delitos contra el pueblo nicaragüense. Canalizando y utilizando recursos de extranjeros, de potencias e intereses políticos extranjeros para venir agredir la soberanía y alterar los procesos políticos internos que solo a los nicaragüenses nos competente discutir», dijo el diputado sandinista al medio oficialista Canal 13, propiedad de los hijos de la pareja presidencial.

Wálmaro Gutiérrez le da risa que le digan que reforma a Ley 842 es para proteger a sancionados

Pero Wálmaro omitió mencionar que Daniel Ortega recibió por más de una década, más de 500 millones de dólares anuales de la Cooperación venezolana la cual fue manejada de forma discrecional, según ha denunciado la oposición.

Así mismo Ortega ha recibido apoyo del dictador Gadaffi cuando estuvo como opositor, según dijo el mismo mandatario a una cadena internacional.


Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.