Presidencia del Consejo Supremo Electoral continúa vacante

El medio Confidencial citó este lunes a fuentes del Frente Sandinista sobre una supuesta evaluación para sustituir a Campbell por problemas de salud.

A siete meses de celebrarse los comicios generales en Nicaragua, la presidencia del Consejo Supremo Electoral (CSE) continúa vacante. La página oficial de la institución muestra un organigrama con sus autoridades, en el cual el espacio del presidente permanece vacío y salta al siguiente cargo, el del vicepresidente Lumberto Campbell Hooker, quien se supone actualmente asume la presidencia en funciones.

En 2018, tras las sanciones que le fueron aplicadas por Estados Unidos debido a delitos de corrupción y violación a los derechos humanos, el magistrado Roberto Rivas renunció a la presidencia del CSE, dejando así a Campbell como presidente en funciones. Sin embargo, el funcionario no ha aparecido públicamente desde finales del 2019.

¿Quién ocupará el cargo?

El medio Confidencial citó este lunes a fuentes del Frente Sandinista sobre una supuesta evaluación para sustituir a Campbell por problemas de salud. El magistrado fue sometido a «una operación en la columna vertebral y se recupera de una enfermedad crónica de la cual se encuentra en remisión»,  detalla el medio.

Por otro lado, Campbell también fue sancionado por Estados Unidos en noviembre de 2019 por «abusos a los derechos humanos, fraude electoral y corrupción»; entonces las autoridades estadounidenses destacaron que el CSE continúa involucrado en asegurar que Daniel Ortega gane las elecciones. Y el resto de magistrados permanecen en sus cargos a pesar de estar vencidos.

El cargo abandonado por Rivas y quién será la persona que estará sustituyéndolo genera diversas incertidumbres, sobre todo por tratarse de un año electoral y el hecho de que este proceso será decisivo para dar solución a la crisis que enfrenta Nicaragua desde hace tres años.

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha brindado como plazo límite para efectuar reformas electorales hasta el mes de mayo, entre las cuales se encuentra establecido la reestructuración del CSE para garantizar que este funcione de forma «independiente, transparente y responsable».

Sin embargo, a la fecha el gobierno nicaragüense no ha brindado indicios de aplicación de reformas. Aunque recientemente, el diputado sandinista Wilfredo Navarro aseguró a la Voz de América que el gobierno «tiene lista sus propuestas de cambios y ajustes que están dentro del marco contenido en el Memorándum de Entendimiento con la OEA, y que están referidas a temas eminentemente técnicos y de procedimientos y de perfeccionamientos del proceso”.

 

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.