50 países dicen que represión en Nicaragua pone en duda legitimidad de las elecciones

La declaración está firmada por países como Estados Unidos, España, Costa Rica, Brasil, Chile, Alemania, República de Corea, Francia, Italia, entre otros.

La comunidad internacional continúa repudiando la represión en Nicaragua y ahora 50 países dieron a conocer una declaración conjunta pidiendo al gobierno de Daniel Ortega que “libere de inmediato a todos los detenidos políticos, se abstenga de tomar represalias y todo acto de intimidación”.

La declaración está firmada por países como Estados Unidos, España, Costa Rica, Brasil, Chile, Colombia, Alemania, República de Corea, Francia, Italia, Ecuador, entre otros.

Resaltan el informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en relación a la preocupante escalada de violaciones de derechos humanos en el país a medida que se acercan las elecciones.

Global Witness registró 12 asesinatos a líderes ambientalista en Nicaragua en 2020

“Estamos profundamente preocupados por los informes de detenciones arbitrarias e intimidación general contra opositores políticos, líderes estudiantiles y de la sociedad civil, periodistas y defensores de los derechos humanos”, subrayan.

Condenan de la misma forma que pese a los “persistentes llamamientos de la comunidad internacional y las violaciones de las obligaciones internacionales que estos actos implican”, sigue aumentando el número de detenidos y las denuncias de intimidación.

Expresan también su preocupación por la aplicación de las leyes recientemente promulgadas por el gobierno de Ortega y que “socavan la participación política, la libertad de los medios de comunicación, la libertad de expresión, la libertad de reunión y asociación pacífica, la separación de poderes y el sistema democrático en su conjunto”.

Legitimidad de las elecciones del 7 de noviembre

En la declaración subrayan que todo esto pone en duda la legitimidad de las elecciones en las que Ortega y su esposa Rosario Murillo pretenden reelegirse para un nuevo período presidencial.

“Los hechos ocurridos en los últimos meses ponen en duda la legitimidad y dificultarían mucho la evaluación de las próximas elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua como libres, justas y transparentes”, indican.

Los trabajadores más expuestos al COVID-19

En este sentido, instan a Nicaragua a garantizar la protección de los derechos humanos, hacer rendir cuentas a los responsables de las violaciones de derechos humanos perpetradas desde abril de 2018, reanudar el diálogo con la comunidad internacional y restaurar la confianza y el respeto a la democracia.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.