FSLN y resto de partidos recibirán un jugoso botín del presupuesto público

Se calcula que un partido, obteniendo apenas un 1% de los votos, estaría embolsándose hasta 230 mil dólares. Pero es el FSLN al que le toca lo mejor del botín.

La campaña electoral inició en Nicaragua el 25 de septiembre sin algarabía, sin concentraciones y con una publicidad prácticamente nula tanto en los medios digitales como convencionales. No obstante, una vez pasados los comicios del 7 de noviembre los partidos políticos participantes recibirán un jugoso botín conocido como “reembolso de campaña” y saldrá de los bolsillos de los nicaragüenses.

Se trata del gobernante FSLN, de la Alianza por la República (Apre), Partido Liberal Independiente (PLI), Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Camino Cristiano Nicaragüense (CCN) y Yatama.

El Ministerio de Hacienda deberá incorporar en el Presupuesto del Consejo Supremo Electoral (CSE) un fondo de 806 millones 712 mil 134 córdobas, equivalentes a unos 23 millones de dólares. Esto es un 20%% más que los 633.1 millones entregados en concepto de reembolso por las elecciones presidenciales del año 2016.

Un centenar de personas participan de la apertura de campaña del partido CCN. Foto: NI

Una reforma que vino a facilitarle las cosas a los partidos

El artículo 99 de la Ley Electoral (reforma del 4 de mayo del 2021) establece que “El Estado destinará una asignación presupuestaria específica del uno por ciento (1%) de los ingresos ordinarios del Presupuesto General de la República correspondiente, para reembolsar exclusivamente los gastos de la campaña electoral en que hayan incurrido los partidos políticos o alianzas de partidos que hubieren participado en las elecciones para Presidente o Presidenta, Vicepresidente o Vicepresidenta, Diputados y Diputadas a la Asamblea Nacional y al Parlamento Centroamericano”.

En el caso de las elecciones municipales, la partida destinada a reembolsar a los partidos es del “punto cinco por ciento (0.5%) de los ingresos ordinarios del Presupuesto General de la República”; mientras que en las elecciones de los Consejos de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe, será el punto veinticinco por ciento (0.25%).

Las casas confiscadas por Daniel Ortega en 1979

Ese mismo artículo señala que todas las organizaciones participantes deberán “rendir cuentas en forma documentada y detallada ante la Contraloría General de la República, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y al Consejo Supremo Electoral”.

Hasta la reforma de mayo del 2021 la Ley indicaba que los partidos políticos recibían el reembolso si lograban obtener un 4% de los votos. Sin embargo, esta cláusula fue eliminada.

Es decir, ahora los partidos políticos no tendrán que esforzarse tanto y solo necesitarán correr en los comicios, aparecer en la boleta, y tener derecho a recibir el dinero de los impuestos de los nicaragüenses.

Algunos críticos catalogan esto como “un regalo” o «recompensa» a los partidos «colaboracionistas» por participar en unas elecciones cuestionadas, entre otras cosas, por el encarcelamiento de los principales aspirantes presidenciales y la cancelación de la personería jurídica al PRD y a CxL, las dos organizaciones políticas donde se había aglutinado la oposición.

FSLN, con lo mejor del festín

De todas las organizaciones políticas, la que sin lugar a dudas recibe más dinero de los impuestos, es el gobernante FSLN.

En las elecciones presidenciales del 2016, obtuvo un abrumador 72.5% de los votos, y en las elecciones municipales del 2018, un 68%, según el CSE.

En las elecciones del 2021, el FSLN estaría logrando otra vez más dinero que las otras organizaciones. Las proyecciones que tiene el partido gobernante es lograr más del 60%, si se toman en cuenta las encuestas de M&R, una firma consultora muy cuestionada, pero cuyos informes son cubiertos obsesivamente por la maquinaria mediática oficialista.

Algunos analistas calculan que el FSLN podría incluso a llegar a obtener hasta 17 millones de dólares en concepto de reembolso.

En las elecciones municipales del 2017, además del FSLN, solo dos partidos obtuvieron más del 4% de los votos: ElPartido Liberal Constitucionalista, con el 16.38% de votos, y el partido Ciudadanos por la Libertad, con el 9.51%.

En esas elecciones la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) obtuvo apenas el 1.08% de los votos, por lo que no tuvo derecho a reembolso. En abril del 2018 ese partido manifestó que sus gastos en la campaña municipal fueron de aproximadamente 15 millones de córdobas.

En esas elecciones se destinaron 364 millones de córdobas para las campañas de los nueve partidos en contienda.

La última vez que conversaron Rosario Murillo y Cristiana Chamorro

Campaña virtual en pandemia

En este 2021, la situación es diferente. El pasado 20 de septiembre el Consejo Supremo Electoral en coordinación con el Ministerio de Salud (Minsa) dieron a conocer un protocolo sanitario por la pandemia de COVID-19 en la que los partidos políticos deberán cumplir toda una serie de nuevas disposiciones durante la campaña electoral.

Además de prohibirles caravanas vehiculares y actividades presenciales con más de 200 personas, también les orientó “priorizar los mecanismos de difusión virtuales y digitales”. Es decir, los gastos en que incurrirían en una campaña electoral normal, se vienen a reducir significativamente.

El economista, exdiputado y analista político Enrique Sáenz dijo a la Voz de América que los partidos ahora estarían recibiendo mucho dinero sin haber gastado en campaña. “Para el Frente siempre ha sido un negocio básicamente a partir del control que ejercen, y los partidos colaboracionistas, la remuneración”, indicó.

Se calcula, que un partido logrando apenas un 1% de los votos estaría recibiendo unos 230 mil dólares de reembolso.

Una campaña con poco dinero

Bastante entrada la contienda, algunos partidos políticos reportaron que no lograban conseguir financiamiento para la campaña. Uno de estos era el Partido Alianza por la República (APRE). Poco antes del arranque de la campaña, su representante, Carlos Canales, manifestó a Nicaragua Investiga que los bancos estaban reacios a entregarles dinero.

“Lo que hemos hecho son algunos préstamos personales, de hecho nosotros vamos a informar cómo se consiguió ese financiamiento, hemos puesto en prenda, hemos dado en garantía algunas propiedades que nosotros tenemos. No vamos a contar posiblemente con la cantidad de esperábamos. Hay dos financieras que habíamos hecho unos préstamos como de 300 mil y pico de dólares a cada una, pero parece que nos los van a reducir, y eso que tienen una buena garantía”, dijo.

En las elecciones presidenciales del 2016, APRE logró un 1.4% de los votos.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.