La última vez que conversaron Rosario Murillo y Cristiana Chamorro

En 2015 Rosario Murillo destacó a Cristiana Chamorro como “una persona fuerte” y hasta aseguró que "se conocían bien"

La periodista Cristiana Chamorro, quien hoy es aspirante a la presidencia de Nicaragua, conversó un 17 de noviembre de 2015 con Rosario Murillo, la vocera del gobierno sandinista. Murillo destacó a Chamorro como “una persona fuerte” y que se conocían bien: “sabemos que hemos compartido momentos de dolor”, aseguró en esa época la ahora vicepresidenta.

El motivo de la conversación fue para darle las condolencias a Chamorro por el deceso de su esposo, Antonio Lacayo Oyanguren, exministro de la presidencia del país durante el gobierno de Violeta Chamorro (1990-1996), quien perdió la vida a los 68 años tras colapsar el helicóptero en el que viajaba con otras tres personas, en el Río San Juan.

“Sabemos lo que ya han dicho los compañeros de la Aeronáutica Civil, los compañeros de nuestra Policía, (…) el Ejército de Nicaragua que están allí contribuyendo con la búsqueda y rescate, para lograr encontrar al Ingeniero Antonio Lacayo Oyanguren, al pasajero norteamericano, Jim Horisbergir, y al piloto nicaragüense, Juan Lemus”, empezó a decir Murillo en una declaraciones archivadas por el medio sandinista el19digital.

Así fue como la UNO seleccionó a Violeta Barrios para que enfrentara a Daniel Ortega en 1990

La vocera del partido sandinista dijo que compartía la dimensión de cada familia que perdió a su ser querido en el accidente aéreo. “La familia de Toño (Antonio Lacayo), a quien tenemos mucho respeto, mucha consideración, hemos tenido siempre una excelente comunicación”, afirmó.

Antonio Lacayo se besa con su esposa Cristiana Chamorro Foto | AFP. Rodrigo Arangua

Conversación entre Cristiana Chamorro y Rosario Murillo

Estuvimos conversando con Cristiana, compartiendo con ella la dimensión de la tragedia… yo sé que es una persona muy fuerte, nos conocemos bien y sabemos que hemos compartido momentos de dolor. Precisamente, como yo trabajé en La Prensa muchos años con su papá, compartimos los momentos del terremoto, y luego los momentos del dolor de su familia cuando el asesinato del doctor Pedro Joaquín Chamorro”, dijo Murillo en esa fecha.

Según la vocera del partido sandinista, Cristiana Chamorro le contestó:

–“He aprendido a aceptar la voluntad de Dios”.

–“Y todos sabemos que eso es lo que nos toca… aceptar la voluntad de Dios”, remarcó Murillo.

Por otro lado Murillo consideró al difunto Antonio Lacayo como un hombre que tuvo un “aporte” significativo como Ministro de la Presidencia y luego como empresario en este país.

“Ha sido un aporte importante y una contribución a la cultura de entendimiento, de paz; precisamente, un preludio de este modelo que hoy hacemos realidad, de diálogo, de consensos, de alianzas”, manifestó.

Así se han reducido las campañas electorales de Daniel Ortega con el paso del tiempo

De la conversación amable en 2015 a los ataques verbales en 2021

Rosario Murillo cambió ese discurso este año cuando Cristiana Chamorro oficializó su aspiración a la presidencia de Nicaragua por considerar que el país vive bajo una “dictadura”, y además por querer repetir la historia de su madre y derrotar a Daniel Ortega y al FSLN en la urnas el próximo 7 de noviembre.

Murillo desató un discurso virulento y tildó a la familia Chamorro de “casta de saqueadores y ladrones”. «Eso no tiene nada que ver con la lucha contra la pobreza, al contrario, el Estado fue un botín para esas pandillas, que llegó, que destruyó, que se robó casi todo, hasta con los rieles del tren arrasaron y todo el mundo lo sabe”, dijo de manera airada en febreo pasado.

Los comentarios perpetrados de Murillo fueron tan virulentos contra la familia Chamorro que llegó a insultar a la exmandataria nicaragüense, Violeta Barrios, quien gobernó el país en un momento crucial.

Estos señalamientos llevó a Cristiana Chamorro a defender a su madre y retó a Murillo a un debate público para ver “quién dice la verdad y quién miente” sobre las “injurias” contra su familia.

Chamorro manifestó que la primera dama de Nicaragua no soporta el recuerdo de una mujer que hace 31 años, sentada en silla de ruedas, sin armas ni partido, motivó al pueblo de Nicaragua a votar en las urnas. “Le martiriza que mi madre, con su autoridad moral y junto a la mayoría de nicaragüenses, puso fin a la guerra y al cruel Servicio Militar que llevó a la muerte a miles de jóvenes, enlutando a sus familias”, subrayó.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.