Sergio Ramírez optó por exiliarse en España

Ramírez dijo a un diario español que "regresar a Centroamérica es empezar a respirar otra vez ese ambiente tóxico" que es el que le llevó "al deterioro físico".

El escritor y disidente sandinista Sergio Ramírez finalmente optó por fijar su exilio en España, al no poder regresar a Nicaragua, donde el gobierno de Daniel Ortega ordenó arrestarlo.

Ramírez confirmó a medios de comunicación españoles que se había decidido por ese país europeo.

«Me siento bien aquí. Aunque he estado una infinidad de veces, es una experiencia nueva vivir de continuo en España. Es una decisión que tomé con mi mujer. Me parece que regresar a Centroamérica es empezar a respirar otra vez ese ambiente tóxico que es el que me llevó al deterioro físico. Quiero poner el océano de por medio y ensayar aquí la búsqueda lo que yo llamaría una paz espiritual, aunque eso no exista», declaró en entrevista con ElDiario.es.

El sueño de Andrés Herrera, el reconocido fabricador de un automóvil en Jinotega

Polémica en Costa Rica

Ramírez estuvo antes en Costa Rica, donde un grupo de expresidentes impulsó ante la Asamblea que se le entregara la «ciudadanía de honor». La iniciativa desató un gran debate en ese país centroamericano debido al papel que Ramírez jugó durante el régimen sandinista de los años ochenta, cuando fue vicepresidente de Ortega.

A ElDiario.es, el escritor explicó que cuando estaba en Nicaragua fue llamado por la Fiscalía nicaragüense a declarar por el caso contra Cristiana Chamorro, acusada por el supuesto delito d lavado de dinero. Dice que «era una advertencia» del gobierno de Ortega.

«Estaban metiendo preso a todo el mundo. Fueron sumando y sumando presos. De manera que yo cuando terminé un tratamiento médico en los Estados Unidos decidí irme a Costa Rica. Y estando allí me enteré de la orden de detención contra mí por los mismos delitos que estaban acusando a Cristiana», indicó.

La última vez que conversaron Rosario Murillo y Cristiana Chamorro

En Nicaragua la última novela de Ramírez, «Tongolele no sabía bailar», fue impedido de circular. Este libro narra la represión gubernamental del 2018 en Nicaragua.

El diario El País indicó que el escritor «también tiene la nacionalidad española» y que  «los médicos que le han tratado en Madrid consideraron inevitable que suspendiera todos sus compromisos y que, por ahora, mantuviera reposo, limitando al máximo sus actividades y desplazamientos».

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.