¿Qué hará Ortega después del 7 de noviembre para tratar de desmontar la presión internacional?

El analista Óscar René Vargas recuerda que "la estrategia de Ortega desde el 2018 ha sido ganar tiempo" y que incluso cuando cede en algo es para ganar tiempo.

Se da como un hecho que Daniel Ortega declarará su victoria este 7 de noviembre, en unos comicios calificados por los opositores y diferentes organismos internacionales como una farsa electoral. Sin embargo, luego de asegurarse la cuestionada reelección, Ortega enfrentará un panorama aún más adverso que el actual y se verá obligado a ceder algunas cosas para tratar de buscar que la comunidad internacional le baje la presión.

Al menos eso cree el sociólogo y analista político Oscar René Vargas. Para Vargas es casi seguro que Ortega llamará  a un diálogo, pero con los actores que él escoja.

«Desde hace mucho tiempo vengo diciendo que lo que Ortega va a hacer es llamar a un diálogo o a una concertación nacional. ¿Quiénes van a asistir? Los partidos zancudos, los sectores del gran capital, los sindicatos progobierno, etc. Es decir, el quiere darse un barniz de legitimidad de esa farsa electoral», expresa.

Las casas confiscadas por Daniel Ortega en 1979

Ortega quiere ganar tiempo

El sociólogo considera que el objetivo de  Ortega «es que sectores de la comunidad internacional lo reconozcan» y que para ello está dispuesto a negociar. Al respecto, subraya que el líder sandinista cuenta con un «colchón económico (préstamos) que le permite sobrevivir algunos meses mientras negocia».

«La estrategia de Ortega desde el 2018 ha sido ganar tiempo, ceder algunas cosas para ganar tiempo», asegura.

Ceder, pero sin que cambié la correlación de fuerzas

El analista afirma incluso que Ortega podría liberar a los líderes políticos opositores, pero no al resto de prisioneros políticos.

«Ortega va a ceder algunas cosas. Cosas, digamos, intrascendentes, que no cambian la correlación de fuerzas pero que da la imagen de que él está dispuesto a negociar cosas. Voy a darte el ejemplo de soltar a los presos políticos, pero a los presos políticos recientes, no a los otros, para desmontar la presión internacional, porque esos presos políticos son los más visibles para la comunidad internacional, los otros 120 presos que están en las cárceles la comunidad internacional nunca había protestado por ellos, entonces Ortega sabe eso, no es tonto, entonces va a soltar a algunos y dejar a otros», indica.

Cancillería se receta millonario monto para viajes al exterior después de las elecciones

Oficialistas también dan señales

Desde las filas del oficialismo hay señales que apuntan a un posible diálogo a la manera de Ortega. De ello dejó constancia el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez cuando a mediados de octubre dijo que después de que ganen las elecciones se abrirá “un gran diálogo nacional”.

“Si el gran capital se nos quiere unir en este esfuerzo, bienvenidos sean, que bueno, ya lo dijo el presidente Ortega también. Después de que el pueblo reafirme este próximo 7 de noviembre que el Frente Sandinista va a continuar gobernando en este país, después que nosotros como pueblo organizado ganemos las elecciones este próximo 7 de noviembre se abre un gran diálogo nacional, donde van a caber todos», afirmó Gutiérrez durante una intervención en la Asamblea Nacional.

Partidos políticos anuentes

Pero también entre los partidos políticos que participan en las elecciones existen indicios de que se busca eso. Por ejemplo, este 28 de octubre el candidato presidencial por el Partido Liberal Independiente (PLI), Mauricio Orué, hizo polémicas declaraciones al Canal 10, en relación a la justicia que demandan las madres de los asesinados en las protestas antigubernamentales del 2018.

«Esa es parte de la problemática que tenemos y eso se va a sanar en una mesa de concertación», manifestó, exhortando a las madres a disponerse «a trabajar por Nicaragua» y que si bien hay que reconocer que «hay una dolor en ellas» «no podemos quedarnos atrapados en la venganza, en el odio».

En enero pasado el mismo Ortega también habló de la posibilidad de un acuerdo. «Ahora se trata de ir trabajando para que después de las elecciones de este año, elecciones generales, se pueda instalar un gran acuerdo nacional, un gran diálogo nacional, ¿para qué? Para que lo que quedó aprobado en la Constitución vuelva a caminar, tomando en cuenta las nuevas circunstancias», dijo el 14 de enero.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.