Excanciller: “Gustavo Porras está civilmente muerto”

  • Sanciones podrán en jaque a la Asamblea Nacional

Las sanciones recién impuestas por el Tesoro de Estados Unidos al presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua Gustavo Porras, lo inhabilitan para continuar operando en el parlamento con libertad, según analiza el excanciller Francisco Aguirre Sacasa en una entrevista a NICARAGUA INVESTIGA.

“Sancionaron a Porras pero en el proceso fue prácticamente incapacitada la Asamblea Nacional porque la firma libradora de Gustavo Porras se necesita para todos los cheques que emita la Asamblea Nacional”, ha afirmado Sacasa y agregó que aunque en un futuro se pueda sustituir su firma “estas sanciones lo dejan civilmente muerto no solo en Nicaragua sino en todo el mundo occidental y todo aquello que está vinculado a él, incluyendo la Asamblea Nacional”.

De acuerdo con Sacasa, la sanción del Tesoro de EEUU al funcionario en Managua representa un golpe fuerte a la administración de Daniel Ortega pues la Asamblea Nacional “en países democráticos incluso representa más poder que la misma Presidencia de la República”.

Porras fue sancionado por Washington junto a otros tres funcionarios por violaciones a los derechos humanos desde que estallaron las protestas contra Ortega en abril de 2018.

“Claramente él  (Gustavo Porras) ha sido sancionado por el papel que ha jugado en la Asamblea Nacional para ratificar, sin seguir los procedimientos de la propia asamblea, una serie de leyes que lo que hacen es perjudicar a la población nicaragüense por ejemplo la reforma tributaria que lo hace es tratar de cubrir un desfinanciamiento al presupuesto nacional exprimiéndole plata a los nicaragüenses; otra reforma que aprobaron fue al seguro social que lo único que hace es penalizar a todos aquellos que van a jubilarse en un futuro y que ahora van a tener que pagar impuestos de lo que reciben y el último es el caso es la reciente ley de amnistía  que fue aprobado sin consulta con la población y que en el fondo lo que hace es beneficiar a la administración Ortega-Murillo”, indicó Sacasa a NICARAGUA INVESTIGA.

En la foto el excanciller Francisco Aguirre Sacasa. NICARAGUA INVESTIGA

Sacasa agregó que esta última gestión aprobada por la mayoría del plenario nacional controlado por Daniel Ortega era sin necesidad, puesto que la amnistía no era necesaria para liberar “a personas que lo único que hacían era manifestarse”.

“Porque la verdad ninguno de los más de 700 nicaragüenses que estaban encarcelados habían cometido un delito. No había porqué darles amnistía a quienes lo único que hacían es ejercer su derecho a la expresión, los que sí necesitaban amnistía eran los policías, parapolicías que estaban reprimiendo a los nicaragüenses, entonces yo creo que por todas estas violaciones a los derechos humanos”.

La sanción a la máxima autoridad de la Asamblea Nacional establece que todos los bienes e intereses en la propiedad de Porras y resto de sancionados que se encuentren en los Estados Unidos o en posesión o control de las personas estadounidenses están bloqueadas y deben ser reportadas a la OFAC.

“Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todos los tratos por personas de los Estados Unidos o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas o designadas”, según el Tesoro de EEUU.

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.