Oposición debe formar verdadera unidad en contra de Ortega afirma Mauricio Díaz

“No estoy viendo, hasta el día de hoy, esfuerzos encaminados en que haya una convergencia en planteamientos y demandas” afirma el ex embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos, Mauricio Díaz, sobre lo que debe hacer la oposición de cara a la negativa de Daniel Ortega para retomar las negociaciones y encontrar una salida a la crisis sociopolítica.

A criterio de Díaz, la oposición debe tomar este impasse como un buen momento para acercarse todos y crear una especie de coordinación. “Hace falta sumar esos esfuerzos y empujar todos una misma carreta”.

El Partido Liberal Constitucionalista en distintas ocasiones ha llamado a la unidad de opositores, pero Díaz considera que este partido no tiene credibilidad. “Un partido que está en un parlamento, que saben que hay una aplanadora oficialista y que solo llegan a hacer la pantomima, es un partido que se perdió el respeto a sí mismo” y manifiesta que los diputados que se hacen llamar opositores deberían renunciar.

La estrategia de Ortega

Díaz encuentra en la posición de Ortega que no es más que una táctica para demostrar que tiene el control sobre la mesa y el control sobre el país, sin embargo, Díaz enfatiza en que el gobierno está aislado de la comunidad internacional y que Ortega no tiene un verdadero apoyo popular, por lo cual su estrategia solo conlleva a profundizar la crisis económica que vive el país.

Ese deterioro económico se va a “convertir en más oposición para el gobierno” considera el ex embajador. “El pueblo nicaragüense comienza a cansarse de que estén abusando de su bolsillo” agrega.

Guerra contra el pueblo

“Hay una especie de guerra declarada unilateralmente desde el Estado contra su propio pueblo. Es evidente que el gobierno se está preparando para la guerra” manifiesta el ex embajador y comenta que la paz que propone Ortega, es la paz de los cementerios, es decir, “la paz sobre los muertos”.

La gente está impotente pero también hay brotes de malestar y rebeldía explica Díaz, razón por la cual considera que la sociedad nicaragüense se encuentra en una “olla de presión” que se convertiría en un nuevo estallido social y el gobierno de Ortega está dispuesto a acabar “a sangre y fuego” con cualquier nuevo estallido.

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí ▶ https://bit.ly/2HT5Wsm

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.