Abogados de presos políticos avalan diálogo, pero que solucione la crisis de Nicaragua

Abogados de reos políticos advierten que un posible diálogo se debe demandar la liberación de presos políticos, la democracia de Nicaragua, la justicia y resolver verdaderamente la crisis sociopolítica.

Los abogados que llevan la defensa jurídica de varios presos políticos aseguran que el diálogo es una vía para lograr la liberación de cada uno de ellos, pero se tiene que tomar en cuenta la democracia del país, la justicia y resolver verdaderamente la crisis sociopolítica de Nicaragua.

Los defensores de derechos humanos advierten que la solicitud del diálogo de parte de los familiares de presos políticos, “le da una ventaja” al régimen por la petición que están haciendo y que podrían darse “condiciones”.

Yubrank Suazo señala de radicales a quienes cuestionan negociación

“A diferencia que, si yo no te lo pido, entonces no se pondrían estas condiciones”, explicó uno de los abogados que solicitó brindar declaraciones bajo anonimato. Agrega que, si estás en los pies de los que están presos y en los zapatos de los familiares de ellos, “lo más importante es la liberación, pero el diálogo debe ser más que la liberación de los presos políticos”.

“Si la intención de los familiares de los presos políticos, que creo es buscar la liberación de ellos y a la misma vez encontrar una solución a la situación socio política y económica en Nicaragua, entonces vamos por buen camino”, añadió y al mismo tiempo indicó que el diálogo se debe iniciar sin presos de conciencia.

Tienen que unirse y valorar propuestas

Otra abogada defensora de varios presos políticos coincide que no es fácil ponerse en el lugar de cada uno de los familiares que están haciendo este llamado para verlos libres, aunque también remarca que “no es la vía ni la solución a la crisis económica y política que atraviesa el país”.

La necesidad y la desesperación de los familiares es el arma para someterlos a un mal llamado diálogo para liberar a estas personas, además siempre los secuestradores terminan extorsionando al familiar de una u otra forma”, alertó pero hizo hincapié que el diálogo “lamentablemente es la forma en estos momentos para conseguir la liberación de más de 170 personas que están en detención y aislamiento”.

La abogada explica que si el régimen de Daniel Ortega ha exteriorizado que se va a dar un diálogo con sectores que no están ligados a la sociedad civil y ni con los detenidos, “lo mejor es que familiares y el sector empresarial al que pertenecen participen del mismo y puedan al menos valorar las propuestas”.

Estados Unidos dispuesto a apoyar una negociación con Ortega

El Cosep respalda diálogo sin “precondiciones”

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) confirmó mediante un comunicado de prensa que está dispuesto a sentarse en una mesa de negociación con el régimen porque consideran “como único instrumento para que los nicaragüenses encontremos el camino hacia la reunificación familiar”.

La patronal más importante del país se unió a este llamado, que mostró especial interés en liberar a tres de sus representantes: Michael Healy, Álvaro Vargas y José Adán Aguerri.

Por otro lado, el comunicado de la cúpula empresarial cambió en esta ocasión y no demanda que se respete a la democracia del país, tampoco los derechos humanos y la libertad de expresión. Todo estos socavados sistemáticamente por el régimen sandinista, según expertos nicaragüenses y la comunidad internacional.

Dos diálogos fallidos

El abogado defensor recuerda que ha habido dos diálogos: el primero se intentó, pero no tuvo ningún efecto. “El segundo fue un maquillaje de un supuesto diálogo y ahora queremos que realmente haya un diálogo”.

“Vamos a suponer: se sientan a dialogar y dice el gobierno: «déjenme gobernar, déjenme tranquilo, no se metan conmigo y yo les suelto a los presos políticos y se acabó». Eso no va a solucionar los problemas socioeconómicos que tenemos”, recalcó.

Analistas políticos y defensores de derechos humanos han advertido ante los múltiples llamados a liberar a los opositores, se debe a que el caudillo sandinista busca una negociación y utilizar a los presos políticos como “fichas de cambio”; precisamente para que le retiren las sanciones internacionales y lo dejen gobernar a su gusto y antojo durante los próximos cinco años.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.