Asesor legal internacional renuncia a trabajar con Daniel Ortega

Reichler colaboró con la defensa de Nicaragua en las batallas legales internacionales de ambos gobiernos sandinistas.

El abogado estadounidense Paul Reichler renunció a seguir colaborando con el gobierno de Daniel Ortega por objeciones de «conciencia moral», según explica en su carta de renuncia. Durante más de veinte años repartidos entre los dos gobiernos sandinistas, Paul Reichler sirvió de asesor legal internacional para Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia en La Haya, Países Bajos.

En su carta, Reichler agradeció a Ortega, a quien llama «comandante», «por el inmenso honor que me ha concedido durante más de 40 años: la oportunidad de servir a Nicaragua como su asesor legal internacional».

Nicaragua llama «narco-Estado» a Colombia tras desacuerdos en foro regional FAO

«No sé qué le hizo cambiar» cuestiona Reichler, «pero usted ya no es el Daniel Ortega a quien tanto respeté, admiré, quise y serví con orgullo durante tantos años». A pesar de que Reichler llama su servicio en Nicaragua «el más gratificante y enriquecedor» de su vida, expresa comprender la necesidad de cortar sus lazos tanto con Ortega como con su gobierno.

Paul Reichler (derecha) junto al agente legal nicaragüense Jorge Arquellos previo a una sesión en La Haya sobre conflictos limítrofes entre Nicaragua y Costa Rica, 13 de octubre, 2013 / Foto: Maude Brulard, AFP

Reichler fue parte del equipo que en la Corte Internacional de Justicia interpuso la denuncia de Nicaragua en contra de Estados Unidos por la financiación que este proporcionaba a la contrarrevolución en la década del ochenta. Con el retorno del sandinismo, Reichler colaboró en los equipos legales en los conflictos limítrofes de Nicaragua con Costa Rica y Colombia, según corroboran fuentes oficialistas.

«Es inconcebible para mí que el Daniel Ortega, a quien orgullosamente serví, hubiera destruido la democracia en cuya construcción él participó decisivamente y hubiera establecido una nueva dictadura, no muy diferente a la que él mismo ayudó a derrocar» lamenta Reichler.

Reichler denunció además el encarcelamiento de los presos políticos, el exilio de miles de nicaragüenses, la represión y la destrucción de la democracia en Nicaragua, algo que le parece «inconcebible» viniendo del Daniel Ortega que conoció, a pesar de que en la década del ochenta también se documentaron muchas violaciones a los derechos humanos y actos antidemocráticos de parte del primer gobierno sandinista.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.