Sergio Ramírez: Cierre de oenegés busca silenciar a la sociedad civil y acabar libertades

La Fundación Luisa Mercado dedicó sus esfuerzos por más de dieciséis años a promover la cultura en Nicaragua.

El escritor y disidente sandinista, Sergio Ramírez, desde España condenó la cancelación de «veinticinco organizaciones dedicadas a la promoción de la cultura, los derechos humanos, la cooperación ciudadana y el desarrollo integral de la sociedad nicaragüense».

La Asamblea Nacional, que en palabras de Ramírez «no es más que un instrumento de represión de la dictadura Ortega-Murillo», canceló la mañana de este miércoles las personerías jurídicas de otras 25 Organizaciones No Gubernamentales (ONG), entre ellas la Fundación Luisa Mercado, fundada por el escritor junto a su familia para la promoción de la cultura.

Asamblea de Nicaragua consuma el cierre de otras 25 ONG, incluida la CPDH

«Suprimir estas organizaciones  y confiscarles sus bienes no significa sino la pretensión de silenciar a la sociedad civil y terminar con todas las expresiones de libertad y democracia que este tipo de organizaciones ha llevado adelante» expresó el escritor.

La Fundación Luisa Mercado dedicó sus esfuerzos por más de dieciséis años a promover la educación musical en Nicaragua, enseñando a decenas de niños a tocar instrumentos musicales; a promover la cultura a través de una biblioteca de más de seis mil volúmenes, espacios culturales para jóvenes y para niños, poniendo a su disposición instrumentos de enseñanza y de educación, según explicó el escritor.

«Con estas organizaciones confiscadas y suprimidas del panorama social el día de hoy ya suman más de un centenar de organismos los que han sido castigados por el hecho de proclamar la libertad y las libertad de asociación en Nicaragua» asegura Ramírez.

«Yo elevo mi voz de protesta frente a esta acción, no sólo por lo que afecta a la Fundación Luisa Mercado que yo presido desde Masatepe, sino por todas estas organizaciones; significa salir en defensa de la democracia y de la libertad en Nicaragua» señala el escritor.

«Estos son los delitos por los cuales se castiga a la Fundación, como se castiga a las demás organizaciones el día de hoy por razones similares» lamenta el escritor.

Con estas 25 organizaciones liquidadas hoy, ya son más de 160 las organizaciones sin fines de lucro a las que el régimen de Daniel Ortega les ha cancelado sus personerías jurídicas desde el 2018.

La acusación común es que las organizaciones no cumplen con sus obligaciones conforme las leyes que regulan a los organismos sin fines de lucro y de no registrarse como agentes extranjeros siendo sujetos obligados por recibir fondos del exterior.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.