Ortega usó una ley somocista para expropiar sede de la OEA en Managua

La administración Ortega Murillo se amparó de una ley somocista para expropiar el edificio donde funcionaba una oficina de la OEA en la ciudad de Managua.

“Ese edificio ni siquiera es de nuestra propiedad. La OEA solo arrienda parte del mismo”, aseguró el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, este miércoles durante una sesión del Consejo Permanente en la que le llovieron condenas al régimen de Daniel Ortega por expropiar el edificio en el que en los últimos años había funcionado la oficina del organismo.

Pero hay algo que no se ha dicho hasta ahora, y es que para quedarse con el edificio el régimen Ortega se amparó en la Ley 229, Ley de Expropiación, la cual data de 1976, es decir, cuando gobernaba el dictador Anastasio Somoza Debayle, a quien los sandinistas derrocaron en julio de 1979.

Esa ley en su artículo 3 establece que “existirá causa de interés social para la expropiación cuando se trate de llevar a cabo obras, servicios o programas en cumplimiento de la función social de la propiedad y de la política de división de los latifundios incultivados, de conservación y difusión de la mediana y pequeña propiedad rural, de colonización, de agrupamiento de población rural, de construcción de viviendas para trabajadores, de constitución de patrimonios familiares y en general de obras, servicios o programas que impongan el mantenimiento y progreso del orden social”.

Oficina había sido autorizada por Ortega

El inmueble  es un pequeño edificio de dos plantas, color blanco, ubicado al sur de Managua, en residencial Sierritas de Santo Domingo, de la Iglesia Santo Domingo cuatro cuadras al norte.

Sus dimensiones no son sorprendentes. De acuerdo a la declaratoria de utilidad pública publicado en La Gaceta, Diario Oficial, por la Procuraduría General de la República, se trata de un inmueble de 296 mts2, comprendidos en “dos cuentas registrales”.

Los destierros, una práctica de Somoza… y ahora de Ortega 

La primera de esas cuentas consta de 197.4 mts2 y la segunda 98.7 mts2. Ambas están inscritas “en Registro de la Propiedad del departamento de Managua” y “pertenecen de forma indivisa a las señoras Luz Marina Navarrete Guevara y Maria Auxiliadora Navarrete Guevara, conocida registralmente como Maria Auxiliadora Navarrete de Domson”.

Tal como lo señaló el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, el organismo ni siquiera alquilaba todo el inmueble. El medio de comunicación Confidencial reveló que mientras las oficinas de la OEA solo funcionaban en el primer piso, mientras que la segunda planta era ocupada por los dueños.

“Estamos frente a las más graves ilegalidades internacionales seguidas de medidas nacionales de las más disparatadas que afectan a inocentes que solo hicieron desde hace años una simple operación inmobiliaria”, condenó Almagro este miércoles.

El representante de Estados Unidos ante la OEA, Bradley Freden, reveló que fue el propio régimen nicaragüense el que permitió el establecimiento de esta oficina en el 2019.

“Vale la pena recordar que el propio gobierno de Ortega y Murillo estableció esta oficina hace tres años, a principios de 2019, y ahí emprendió un segundo intento de diálogo político de la OEA con Nicaragua. La oficina estaba llamada a apoyar el trabajo del Secretario General y otros que habían sido invitados por el régimen para un diálogo”, dijo Freden, subrayando que los acuerdos a los que se había llegado fueron abandonados por el Nicaragua.

¿De qué trata el «Museo de la infamia»?

En ese inmueble, del que sus dueños alquilaban una parte de la OEA, el régimen Ortega establecerá lo que llamará “Museo de la Infamia”. “En aras de promover la cultura de respeto a nuestra Soberanía, la Educación sobre la Historia Reciente, respecto a hechos que han lesionado los principales y elementales derechos humanos del pueblo nicaragüense, se creará el MUSEO DE LA INFAMIA, en la propiedad donde funcionaba la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en nuestro país”, manifiesta la declaratoria de la Procuraduría General de la República.

La entidad encargada de llevar a cabo el proyecto será el Instituto Nicaragüense de Cultura.

Así se burló Ortega una y otra vez de Almagro desde las elecciones del 2016

El martes al adelantar la decisión del régimen, Rosario Murillo, catalogó la medida como “buenas nuevas”, sin embargo, no explicó específicamente de qué tratará ese museo de la “infamia”, aunque sí insistió en que la OEA es un “ministerio de colonias” de EEUU.

En reiteradas ocasiones el régimen ha acusado a EEUU y a la OEA de apoyar un supuesto intento de golpe de estado en el 2018, a como se refiere a las protestas antigubernamentales de ese año.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.