Sandinistas celebrarán aislados y criticados por parte de la izquierda latinoamericana

El gobierno de Nicaragua que lidera Daniel Ortega celebrará este martes el 43 aniversario de la revolución sandinista, aislado incluso por una parte de la izquierda latinoamericana

El gobierno de Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, han anunciado un grupo de actividades para celebrar el aniversario 43 de la revolución sandinista, el próximo 19 de julio, fecha que marcó el derrocamiento de la dictadura de Anastasio Somoza.

El gobierno decretó un feriado nacional obligatorio para conmemorar la efeméride.

Esto ocurre en momentos en que los aliados del gobierno de Managua son cada vez menos. De acuerdo a expertos consultados, una parte incluso de la izquierda latinoamericana ha catalogado de “vergonzosas” las acciones de que tienen lugar en los últimos años del mandato de la pareja presidencial.

En años recientes, la celebración anual no ha contado con invitados relevantes y ha tenido lugar con pocos militantes en una plaza de Managua fuertemente custodiada por la policía.

Otros gobiernos, como los de Cuba y Venezuela, suelen enviar representantes a las conmemoraciones o enviar mensajes de felicitación y apoyo al gobierno de Ortega cada año.

Parte de la izquierda no es bienvenida

Luciana Echevarría, diputada de Argentina por el Movimiento Socialista de Trabajadores intentó ingresar recientemente a Nicaragua -sin éxito- para corroborar la situación de los presos políticos, entre ellos importantes líderes de la izquierda, como la exguerrillera Dora María Téllez. No fue posible, de acuerdo a las denuncias, debido a que el área estaba militarizada impidiendo el acceso.

Junto a ella también se desplegó un grupo de diputados y activistas de izquierda que dijeron que el mandatario era «todo menos de esta tendencia», en referencia a la ideología izquierdista.

Echevarría asegura que independientemente de no haber podido ingresar al país, están realizando “toda una tarea de documentar los relatos y testimonios no solo de presos, sino de excarcelados que sufren exilio forzoso”.

La líder izquierdista señala que “en Nicaragua hay una de la dictadura de las más siniestras de América Latina, que persigue, tortura y asesina y hace negocios para ellos mismos, no tiene nada que ver con la izquierda”.

“Ortega se presenta como socialista, nosotros que somos militantes socialista que pedimos derechos sociales para todos y democracia, tenemos autoridad para decir que lo que se vive en Nicaragua no tiene nada que ver con ser de izquierda , antimperialista, ni socialista”, acotó la diputada.

Rosario Murillo, sancionada por Estados Unidos, indicó esta semana en su presentación diaria que “celebrará tiempos de victoria” y ese día “se venerará a nuestros héroes para inspirarnos más y más”, en referencia a militantes sandinistas.

Cada vez participan menos invitados en la celebración

Murillo no dio a conocer si tienen previsto celebrar el aniversario en la llamada Plaza de la Fe de en Managua ni se programan una concentración pública como las organizadas antes de la pandemia de COVID-19. Tampoco informó sobre delegaciones de países que asistirían al evento.

El gobierno actual de Nicaragua mantiene tras las rejas a importantes disidentes sandinistas, como la exguerillera Dora María Téllez y Victor Hugo Tinoco, otro excompañero de Ortega, quien también ha sido criticado tras la muerte en la cárcel de Hugo Torres, otro importante exguerrillero.

“Todos los que están presos lo han hecho con cargos inventados, con juicios a puertas cerradas y sin las mínimas garantías, no se respetan nada. Quienes están dentro de la cárcel su único delito fue expresare y movilizarse”, dijo al respecto la diputada de izquierda Luciana Echevarría.

Pero incluso los gobiernos de izquierda que han ascendido recientemente al poder han tomado distancia de Ortega, entre ellos el presidente de Chile, Gabriel Boric y el presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, quienes han pedido por separado que se liberen a los presos políticos en Nicaragua.

En septiembre de 2021, Boric expresó su respaldo y solidaridad con el disidente sandinista y exvicepresidente en la década de 1980, Sergio Ramírez, luego de emitirse una orden de captura en su contra.

“Mi solidaridad con Sergio Ramírez, escritor y luchador social que hoy es perseguido por el régimen de Ortega en Nicaragua. Desde Chile les decimos a todos quienes están siendo reprimidos y amedrentados que no están solos”, escribió Boric en Twitter en septiembre de 2021.

¿Qué esperar del vínculo entre Nicaragua y Colombia cuando asuma la presidencia Gustavo Petro?

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, dijo tras ganar la presidencia semanas atrás a la revista Cambio, que quienes están presos en Nicaragua «son los que hicieron la revolución contra Somoza».

«Quienes están presos en Nicaragua, y aquí ya me meto otra vez en camisa de 11 varas, son los que hicieron la revolución contra Somoza (…) ¿Y por qué? Pues porque hay unas derivas que ya no son propiamente hacia la democracia y eso hay que evitarlo», subrayó Petro, de tendencia izquierdista.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.