Dengue sigue causando estragos en Nicaragua. Aquí todo lo que debe saber al respecto

Nicaragua se encuentra en alerta epidemiológica por el aumento desmesurado de casos de dengue la cual se sigue agravando pese a que la temporada del invierno no ha llegado con fuerza. En tan solo unos meses la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reportó 55.289 casos sospechosos de dengue en Nicaragua(138% de incremento en comparación con 2018), de los cuales se han confirmado 2.232 (271% de aumento, comparado con el año anterior). Del total de casos reportados, 382 corresponden a dengue grave —el cual podría causar la muerte—. 

  • Nicaragua ocupa el primer lugar en Centroamérica con casos de dengue y el tercero en el continente
  • Rosario Murillo brinda información escueta sobre los muertos por dengue
  • Epidemiólogos advierten que dengue podría aumentar con temporada lluviosa

A nivel centroamericano Nicaragua ocupa el primer lugar con casos reportados, mientras que en Latinoamérica se posiciona en el tercero. Solo lo antecede Brasil y Colombia. El Ministerio de Salud (MINSA)  ha contabilizado que hasta este fin de semana catorce personas fallecieron como consecuencia de la enfermedad, la mayoría niños; sin embargo algunos médicos consultados por NICARAGUA INVESTIGA afirman que la cifra es mucho mayor pero «les cambian la causa de muerte». 

Los casos más recientes de muerte por dengue reportado por el Minsa se dieron este fin de semana y las víctimas fueron dos niños. De acuerdo con el reporte de las autoridades sanitarias, uno de los pequeños, Santiago Israel Martínez Calero, de 9 años de edad, falleció el viernes al hacer un paro cardiorrespiratorio, en tanto la niña Britany Chantal Gutiérrez Lacayo, de 5 años, falleció en el Hospital Fernando Vélez Paiz por la misma causa. En ambos casos las pruebas de laboratorio resultaron positivas para el virus del dengue.

Según el último reporte epidemiológico del Minsa las tasas de incidencia más altas se registran en los departamentos de León (118 casos por 100.000 habitantes), Chinandega (81 casos por 100.000 habitantes), Carazo (55 casos por 100.000 habitantes), Masaya (42 casos por 100.000 habitantes) y Managua (36 casos por 100.000 habitantes).

¿Cómo mata el dengue? ¿Qué se debe y qué no se debe hacer en caso de ser sospechoso de dengue?

La Organización Panamericana de la Salud advierte que se debe sospechar de dengue cuando una persona padece una fiebre elevada (40 °C) ; la enfermedad se acompaña de dos de los síntomas siguientes: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o salpullido. Los síntomas se presentan al cabo de un periodo de incubación de 4 a 10 días después de la picadura de un mosquito infectado y por lo común duran entre 2 y 7 días.

Generalmente al tercer día de la enfermedad la fiebre desaparece y el paciente podría mejorar o empeorar, por eso los médicos le llaman a esa estapa: período crítico, y la persona debe estar atenta a los siguientes signos de alarma: descenso de la temperatura corporal (menos de 38 °C),  dolor abdominal intenso,  vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias de las encías, fatiga, inquietud y presencia de sangre en el vómito. Las siguientes 24 a 48 horas de la etapa crítica pueden ser letales; hay que brindar atención médica para evitar otras complicaciones y disminuir el riesgo de muerte.
El Ministerio de Salud ha declarado alerta epidemiológica por el dengue, sin embargo los casos y muertes siguen en aumento.
Las causas de la muerte pueden ser extravasación de plasma (escape de sangre, linfa u otro líquido, desde un vaso sanguíneo o un tubo hacia el tejido que lo rodea), acumulación de líquidos, dificultad respiratoria, hemorragias graves o falla orgánica.
«Al bajar la fiebre lo que sucede es que comienzan una serie de mecanismos en el cuerpo a descompensarse y podés ponerte grave en dos líneas: En una primera línea en donde tus plaquetas que son las encargadas de la coagulación de la sangre, que son las encargadas que no te den hemorragias disminuyen y entonces comenzás a sangrar y toda esa sangre que no la ves porque está a lo interno va haciendo que tus órganos vayan dejando de funcionar correctamente y entonces prácticamente fallecés», explica el epidemiólogo cofundador del Ministerio de Salud, Leonel Argüello.
La cantidad normal de plaquetas en la sangre es de 150,000 a 400,000 por microlitro (mcL) o 150 a 400 × 109/L.  Con el dengue suelen bajar rápidamente. 
La segunda causa por la cual un paciente con dengue podría fallecer es porque los líquidos que están en las arterias, «en todo lo que es la tubería por decirlo así del cuerpo,  que mantienen una presión igual que una manguera que necesita presión para poder salir el agua, si la manguera no tiene presión apretás la manguera, el cuerpo hace lo mismo, apreta la manguera pero sino tienes suficiente líquido entonces tu presión se baja y al bajarse tu presión la sangre no llega a todos su lugares, entonces comenzás a tener problemas en los diferentes órganos por lo tanto tenés que ponerle líquidos a ese paciente para que comience a subir la presión».
Argüello asegura que esta enfermedad es «un poco engañosa», pues el paciente está con la presión baja, «vos le ponés líquido, pero si vos le ponés mas líquido que el que le debés de poner, de repente el cuerpo hace que todo el líquido que tenía en el mismo cuerpo escondido regrese nuevamente a sus arterias, a sus tuberías, y entonces la presión se te aumenta más y tus pulmones se comienzan a llenar de agua y te ahogás, es por eso que se debe controlar los líquidos».

Tratamiento

No hay tratamiento específico para el dengue. En caso de dengue grave, la asistencia prestada por médicos y enfermeras que tienen experiencia con los efectos y la evolución de la enfermedad puede salvar vidas y reducir las tasas de mortalidad de más del 20% a menos del 1%. Es decisivo mantener el volumen de los líquidos corporales.

«El dengue es prevenible y previsible»

De acuerdo con el epidemiólogo Leonel Argüello, el dengue es una enfermedad que se puede prevenir desde el hogar evitando que se críen zancudos. «Hay varios factores importantes en el dengue que se deben tener en cuenta: la normalización de la enfermedad uno. No puede ser que tengamos una epidemia de dengue si es una enfermedad prevenible y previsible. ¿Previsible por qué? Porque si uno revisa su casa y ve que hay criaderos vamos a tener un brote. Entonces no puede ser normal; lo segundo vivimos en basura. Nosotros mismos somos los que criamos los zancudos. Si seguimos teniendo esas actitudes seguiremos enfermándonos y enfermando a otros y cualquiera que tira una basura es corresponsable de una enfermedad y una muerte, por tanto los mismos ciudadanos estamos atacando o contribuyendo una enfermedad»

El epidemiólogo Leonel Argüello en entrevista con NICARAGUA INVESTIGA

El virus del dengue se propaga por mosquitos hembra, principalmente de la especie Aedes aegypti, mismo que transmite la fiebre chikungunya, la fiebre amarilla y la infección por el virus de Zika. Este mosquito se cría en agua limpia estancada como por ejemplo floreros, lavanderos, llantas, etc.

 Algunos datos del zancudo portador del dengue

    • Se cría en recipientes con agua acumulada en los alrededores del hogar
    •  Pone sus huevos en las paredes de envases con agua, donde pueden sobrevivir por
      meses y nacen al ser sumergidos bajo agua.
    • Pueden poner docenas de huevos hasta 5 veces durante su vida.
    •  El ciclo de vida del huevo a larva, a pupa y luego a mosquito adulto volador es de 8 días
      y ocurre en el agua. El mosquito adulto puede vivir hasta un mes.
    • Los mosquitos reposan usualmente dentro de las casas (closets, detrás de muebles, cortinas)
      y las hembras son las que pican.
    •  Son capaces de volar cientos de metros buscando recipientes donde colocar sus huevos.
    •  Unos cuantos mosquitos por casa son capaces de producir grandes epidemias de dengue.
    •  El mosquito del dengue no se reproduce en zanjas, drenajes, canales, humedales, ríos o lagos, por lo tanto, es inútil
      verter cloro en ellos. El cloro es dañino a la vida acuática.

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí ▶ https://bit.ly/2HT5Wsm

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.