Las mujeres periodistas y los riesgos de contar la crisis de Nicaragua

«El gremio periodístico está muy estigmatizado en Nicaragua. Los periodistas suelen ser víctimas de campañas de acoso, de detenciones arbitrarias y de amenazas de muerte; en las manifestaciones a menudo son agredidos», dice un informe de finales de 2018 publicado por Reporteros sin Fronteras. 

Para todo periodista ejercer en el actual contexto sociopolítico es un desafío, sin embargo las mujeres sienten preocupaciones distintas al momento de una cobertura de riesgo, principalmente el de sufrir agresiones de tipo sexual.

Las mujeres periodistas corren riesgos adicionales porque “se hace uso de nuestros cuerpos como símbolo de victoria o de conquista por parte de las fuerzas del orden represivo”, dice Patricia Orozco, directiva de la organización gremial Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua.

“Tenemos plena conciencia de que esto es una realidad” comenta Orozco, al referirse a los temores de las mujeres periodistas por ser capturadas durante las coberturas críticas y ser víctimas de abuso sexual.

Patricia Orozco, directora del medio digital Onda Local y directiva de PCIN. Foto: NI

 

María Gómez, periodista del medio comunicación digital Artículo 66,  identifica en policías y paramilitares la principal amenaza a su integridad física.

«Tanto paramilitares como policías se agarran de eso para decirte; como sos mujer te vamos a violar, te vamos a golpear y si te detienen o llevan presa, lo primero que hacen es desnudarte para afectar tu moral (…) Es un poco más difícil para nosotras las mujeres porque estamos con ese temor de que el policía o el paramilitar nos agarre y lo primero que haga es violarnos”, agrega la joven periodista.

Le interesa: Los exiliados invisibles de Guatemala

Un informe presentado el 10 de septiembre pasado por la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, ubica la violencia sexual como «una de las principales violaciones a los derechos humanos en Nicaragua en el marco de la crisis socio política» y asegura que la mayoría de casos se registran en centros de detención, aunque no especifica el número de denuncias de este tipo.

María Gómez alega que estos aspectos los ha platicado en su momento con otras colegas periodistas, y según ella, los principales temores son perder la vida, ser encarceladas, ser víctimas de abuso sexual o que se tomen represalias en contra de sus familiares, sobre todo de las periodistas que son madres.

«Se nos amenaza  a nuestras familias, a nuestros hijos, a nuestras hijas y eso provoca en algunas compañeras, intimidación y temor razón por la cual algunas se han ido del país», dice Patricia Orozco.

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro, publicó en febrero pasado  un listado de periodistas obligados a salir al exilio por hostigamiento y registraba 54 casos, 24 son mujeres.

María Gómez, periodista de Artículo 66. Foto: NI

 

“He recibido amenazas e improperios” denuncia Tania López, periodista de Radio Darío de León, y comenta que una vez recibió un mensaje diciendo “mirá que sos mujer, evitá que te pasen cosas groseras. Apartate de eso. Cuando te agarremos, te vamos a hacer esto y lo otro”.

López alega ser la única periodista mujer que se encuentra ejerciendo la profesión en la ciudad de León. “5 veces he sido agredida física y verbalmente, 3 veces retenida y despojada de mi equipo de trabajo” por parte de oficiales de la Policía Nacional y paramilitares, y a eso se le suman “centenas de llamadas intimidatorias” agrega.

Daliana Ocaña, periodista que antes laboró para 100% Noticias y ahora es corresponsal para VOA, coincide que para las mujeres en particular «se ejercen determinados tipos de violencia y que el actual Gobierno las ha usado como medida de castigo contra mujeres manifestantes o contra otras mujeres», dice.

«Hay mucha inseguridad en las calles al momento de ir a hacer un reporte», reconoce Ocaña, quien ya ha sido víctima de ataque de paramilitares y de policías. Sin embargo, ella afirma que toda la prensa independiente, tanto hombres como mujeres «han estado a la altura de todo lo que demanda el actual contexto sociopolítico» y asegura que «hay mucha voluntad por hacer periodismo de calidad» a pesar de los desafíos.

Intolerancia a la fuerza y firmeza de las mujeres periodistas

Los grupos paramilitares y policías han demostrado no aceptar a las periodistas mujeres como personas capaces de cuestionar a hombres que ejercen el poder dentro de su agrupación política.

El pasado 20 de junio de 2018,  Leticia Gaitán, periodista de 100% Noticias, fue capturada por paramilitares junto a un grupo de periodistas independientes. A todos los lanzaron al piso y los apuntaron con Aks.

«Uno de ellos cuando yo estaba en el piso me dice al oído; quiero ver si ahora sos tan huevoncita como cuando estás entrevistando, y otro de ellos le dice; esta es la que entrevistó al jefe», relató Gaitán en esa ocasión.

Le interesa: Daniel Ortga entre los peores 5 presidentes de Latinoamérica

Días antes la periodista había cuestionado fuertemente al Canciller Dennis Moncada por los hechos ocurridos en el Barrio Carlos Marx y la acusación directa que en ese entonces, hizo contra paramilitares y policías una de las sobrevivientes.

La entrevista dejó mal posicionado a Moncada que no supo responder a los cuestionamientos de Gaitán.

Tania López, periodista de Radio Darío de León. Cortesía/NI

 

Daliana Ocaña,  también estaba en ese grupo de periodistas asaltados por paramilitares. Cree que eso pone de manifiesto «la cultura machista que impera en el país», donde  «las autoridades resienten más que sea una mujer las que les pregunten, que sea una mujer la que les cuestione».

Ocaña asegura que la crisis se gestó sobre una sociedad que ya tenía estereotipos machistas y que ahora solo se han profundizado. «Hay un menosprecio por la vida y por las habilidades intelectuales de las mujeres», expresa.

Resalta además que las mujeres periodistas han mostrado mucha valentía aún cuando han enfrentado ataques directos o amenazas.

«Leticia ha seguido haciendo periodismo, yo he seguido haciendo periodismo, Ivette Munguía, todas las periodistas que en algún momento hemos sido víctimas de agresión hemos seguido haciendo periodismo», expresa, asegurando que la percepción de debilidad del género en esta profesión  «viene de aquel lado», porque a su juicio el desempeño de las mujeres periodistas ha sido digno de reconocer .

Riesgos que corren las mujeres al ejercer el periodismo

Las periodistas Patricia Orozco de Onda Local y María Gómez de Artículo 66 hablan sobre los principales riesgos que corren las mujeres al ejercer el periodismo dentro de la actual crisis sociopolítica que vive el país#NicaraguaInvestiga

Posted by Nicaragua Investiga on Friday, September 13, 2019

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí ▶ https://bit.ly/2HT5Wsm.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.