COSEP pide a diputados revertir reformas tributarias aplicadas el año pasado

El pasado 9 de enero el Presidente de la Asamblea Nacional Gustavo Porras anunció que este año implementarán una nueva reforma tributaria, con el propósito, según dijo, de eliminar exenciones y exoneraciones a empresarios. Para el sector privado el anuncio cae como un balde de agua fría, principalmente porque aseguran que ya la reforma anterior, aplicada en marzo de 2019 sigue causando graves daños a la economía del país.

Este lunes, el Cosep emitió un comunicado de prensa, pidiendo al Gobierno «revisar integralmente» los efectos de la reforma tributaria pasada y «revertir aquellas que han contribuido a la abrupta contracción económica del país en 2019».

El sector privado propone siete cambios a esa reforma, entre estos se encuentran; restituir los plazos que fueron reducidos para la declaración de impuestos, revisar la aplicación del Impuesto Selectivo al Consumo e IVA a algunos bienes importados, restituir las exenciones que afectan la canasta básica y revertir la reducción y eliminación de exenciones y exoneraciones para incentivar las inversiones productivas.

Le interesa: Nuevos empleos quedaría anulados y empresas tendrían problemas de liquidez por nuevas reformas

Resolver la situación política

El sector privado manifiesta que es  «indispensable» que como parte de estas medidas «el Gobierno contribuya a generar la confianza necesaria en los agentes económicos, y para ello, debe cesar el acoso y represión fiscal realizado por medio de autoridades de campo y cierre arbitrario de la VET».

También recomiendan concretar un acuerdo político «que resuelva las demandas ciudadanas de justicia, libertad y democracia», dejando claro que «la recesión económica persistirá mientras se mantengan los altos niveles de incertidumbre».

«Improbable hacer reversión»

El economista Néstor Avendaño dijo a Nicaragua Investiga que el COSEP no se pronunció en su momento sobre la reforma, sino que lo hace un año después, por lo que considera «poco probable», que se pueda revertir ahora.

Luis Murillo, también economista, coincide con Avendaño y agrega que la reforma aplicada en 2019 era necesaria desde hace una década y que el problema real fue el momento en que se aplicó, y además que los empresarios, «sobre todo la gran empresa, » se acomodó a recibir subsidios y a pagar pocos impuestos», y ahora que les está afectando, «prácticamente ellos están luchando contra el sistema».

Le interesa: Reformas fiscales 2020 «castigo» para los empresarios y «desesperación» de Ortega

Para Murillo va a ser » difícil hacer una reversión». El experto señala que «lo más adecuado es hacer una reforma tributaria con estudios técnicos serios para revertir la naturaleza del sistema tributario», ya que asegura que ahora mismo el sistema está creado para hacer que los que tienen menos dinero contribuyan más para el pago de impuestos.

Murillo asegura que del total de impuestos recaudados, solo el 12% corresponde a impuestos directos, los que pagan las grandes empresas, y el restante es impuesto directo, aquel que pagan los consumidores con sus compras.

En tanto Néstor Avendaño indicó que «el problema económico no se circunscribe al tema tributario» y consideró que se debe superar el conflicto político para poder mejorar el clima de negocios que por el momento mantiene alejados a los inversionistas, y a los diversos agentes económicos «sumidos en una gran incertidumbre».

 

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí https://bit.ly/2HT5Wsm

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.