Más de un millón de nicaragüenses no generarán ingresos este año, advierte economista

Nicaragua ya entró a un tercer año consecutivo de recesión económica, por lo que la tasa de desempleo abierto sigue aumentando de forma acelerada.

El desempleo abierto se refiere a las personas que no tienen ningún tipo de trabajo ni forma de ingreso.

El economista Néstor Avendaño explica a Nicaragua Investiga que como efecto del COVID19, el 30% de la población económicamente activa se ha quedado sin empleo este año, lo que representa que «un millón doscientos mil nicaragüenses con capacidad para trabajar no van a generar ingresos» en 2020, dice el experto de Copades.

Estos nuevos desempleados forman parte tanto del sector formal como del subempleo o empleo informal, dice Avendaño.

FUNIDES advierte aumento de la informalidad

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), estima que “nuestro piso anda ahorita en 273,000 personas en situación de desempleo abierto, lo que equivale más o menos a una tasa de desempleo abierto del 8.3%”.

Sin embargo Funides advierte que ahora se le suman 35.000 mil personas adicionales, «porque estimamos que la contracción sea mayor este año», ya que al inicio de 2020 se proyectaba una contracción económica para el país de -1.1, pero con la situación del Covid-19 las proyecciones son de -3.5 a -5.6%  y explica que si la caída económica se agrava, la tasa de desempleo también aumentaría.

Funides dice que a consecuencia de más desempleo formal, “los niveles de subempleo aumentarán», ya que plantean que «la lógica es que las personas del sector formal de la economía pasen a laborar al sector informal”.

Datos opacos

Por su parte, el economista independiente Luis Murillo, explicó que las estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN) están “relativamente desfasadas”, pues su última actualización es hasta el tercer trimestre del año 2018.

“Según las cifras del BCN hay una tasa de desempleados abierta del 6.23% con una tasa de inactividad del 29.69% y una tasa de subempleo del 44,86%”, sostiene Murillo, basándose en los datos de la entidad estatal y explica que con estos datos se puede concluir «que el mercado laboral no está relativamente bien”.

Murillo detalla que las estadísticas de 2018 del BCN no toma en cuenta la crisis política que estalló ese año. “Específicamente en el año 2019 cuando formalmente se perdieron más de 270 mil empleos formales y se supone que casi medio millón entre empleos formales e informal”, señala el experto.

“Con la pandemia actual en el año 2020 vamos a tener al menos 100,000 mil desempleados que van a pasar al sector de la informalidad o la economía sub-existencial del país”, detalla el economista.

Por otra parte Luis Murillo deja claro que lo únicos datos se han dado a conocer son los de las zona franca industrial. “Se dijo primeramente que iban a mandar de vacaciones a 19 mil personas, pagándole el salario o medio salario. En la actualidad han enviado a sus casas quedando desempleado a más 9 mil personas”, destaca Murillo.

“El último dato que dio la vicepresidenta (Rosario Murillo) dijo algo que ellos llaman economía creativa que es el sector informal, donde se habían creado 3,500 empleos que eso no resuelve el problema”, dice el economista y comenta que su preocupación es por los empleos formales “porque al fin de cuentas la economía nicaragüense tiene el control de la economía informal que de una u otra manera es mantener una economía de subsistencia y evitar que la gente se muera de hambre”, señaló el economista.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.