Nicaragua y Costa Rica con millonarias pérdidas por el bloqueo en fronteras de Peñas Blancas

 Costa Rica
  • Urgen a Costa Rica aplicar protocolo sanitario a lo inmediato para destrabar carga en las fronteras

El pasado 28 de mayo, el Consejo de Ministros de Comercio (COMIECO) y el Consejo de Ministros de Salud (COMISCA) de Centroamérica aprobó los Lineamientos de bioseguridad ante COVID-19, para el transporte de carga terrestre centroamericano, el cual «establece procedimientos coordinados entre los Estados miembros del SICA, y viene a complementar aquellas medidas que cada país ya realiza para detener la propagación del Coronavirus», según el documento.

Sin embargo, para la Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centroamérica y el Caribe (FECAEXCA) este protocolo sanitario debe ser aplicado a lo inmediato y no hasta el 07 de junio a como se tiene previsto.

El protocolo sanitario establece un riguroso mecanismo de prevención contra el COVID19 que incluye la toma de temperaturas a los conductores, la colocación de un GPS en la unidad, la detección de síntomas en puntos fronterizos, capacitaciones sobre medidas ante el nuevo coronavirus, entre otros lineamientos que permitirían la libre circulación de la carga en medio de la pandemia, pero que sería implementado hasta la siguiente semana.

Para Laura Bonilla, representante del sector exportador de Costa Rica, lo que se vive en la frontera de Peñas Blancas se está convirtiendo en una crisis humanitaria debido a la cantidad de furgoneros que se encuentran varados sin medidas para prevenir contagios por el COVID19, expuestos a la lluvia, hambre y al robo de la mercancía y sus unidades.

Al menos 28 kilómetros de furgones se mantienen varados en la frontera de Peñas Blancas – Foto: Nicaragua Investiga

Recientemente, Marvin Altamirano, presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua informó que al menos dos furgoneros dieron positivo por el nuevo coronavirus y tuvieron que ser trasladados a un centro hospitalario mientras que su carga que quedó en la aduana de Costa Rica, fue saqueada dejando perdidas económicas a productores y exportadores.

Según el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua Guillermo Jacoby, una vez que se empiece a aplicar el protocolo sanitario, los transportistas se enfrentan a otro problema que es la revisión de la carga en la aduana. Son aproximadamente 1600 furgones los que permanecen varados, y se lleva un mínimo de una hora realizar todo el proceso en la aduana, por lo cual se necesitarían 1600 horas para destrabar la frontera, expone Jacoby.

El presidente de APEN también señala que la perdida económica para nuestro país sería entre 1.6 a 2 millones de dólares diario, mientras que Bonilla estima que Costa Rica estaría perdiendo al menos 6.7 millones de dólares cada día que se mantiene el bloqueo en sus fronteras.

Por su parte, El Salvador estaría registrando perdidas de al rededor de 40 millones de dólares, según Silvia Cuellar, representante del sector exportador salvadoreño.

FECAEXCA señala que a la fecha ya se han perdido productos perecederos y que algunas empresas han optado por la vía marítima e incluso la vía aérea incrementando los costos de exportación entre un 40%  y 70%.

De igual manera, los exportadores informan que algunos gobiernos como el de Honduras estarían aplicando medidas de reciprocidad contra Costa Rica, sin embargo esto solo aumenta la tensión y el problema de la región, mientras que Fanny Estrada del sector exportador guatemalteco lamenta que «50 años de integración se pueden tirar a un cesto con las decisiones de un solo país».

Los furgoneros tienen más de dos semanas varados en la frontera de Nicaragua – Costa Rica – Foto: Nicaragua Investiga

El bloqueo que permanece en las fronteras de Costa Rica para el transporte de carga ha generado incertidumbre en la región y podría causar desabastecimiento de alimentos, productos de limpieza y demás artículos necesarios para enfrentar la pandemia del COVID19, advirtió el sector empresarial de la región la semana pasada.

Por otro lado, los exportadores señalaron que entre las mercancías se encuentran alimentos, productos perecederos, insumos médicos y de higiene, y algunos de estos estarían empezando a deteriorarse causando perdidas económicas y contribuyendo al desabastecimiento de estos productos.

La medida que ha impuesto el gobierno de Costa Rica es que los transportistas desenganchen su carga y que esta sea introducida al país costarricense por un nuevo cabezal y de igual manera para la carga que va de frontera a frontera, pero los transportistas y las asociaciones de exportadores regionales han rechazado esta medida por considerarla “inviable”.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.