Ortega apuesta a recuperar la economía tras el impacto del COVID19

Economistas sostienen que la reactivación financiera en términos macroeconómico es inestable por su negatividad por la tasa de crecimiento que ronda en un 6%, y la tasa del desempleo abierto que oscila en un 12%.

El presidente Daniel Ortega compareció este martes en una conferencia virtual con los presidentes de los países que están integrados en el Parlamento Centroamericano los cuales analizaron los desafíos para la reactivación económica en Centroamérica, luego que sea controlado el COVID-19. Actualmente Nicaragua sufre una depresión económica por los golpes que ha dejado la pandemia del coronavirus en este país: si la economía ya estaba fragmentada, la crisis sanitaria agravó más la situación.

«El proceso de recuperación no es fácil, es un enorme reto. Ahora el poder económico que tenemos en nuestro mundo, y donde un elemento esencial para poder avanzar todos dándole continuidad en la lucha contra la pandemia hasta que tengamos la famosa vacuna», dijo Ortega durante su intervención.

Daniel Ortega y Rosario Murillo durante la conferencia virtual. Foto: Prensa oficialista

El experto en economía, Luis Murillo, considera que la reactivación financiera en términos macroeconómico es inestable por su negatividad por la tasa de crecimiento que ronda en un 6%, y la tasa del desempleo abierto que oscila en un 12%.

«Aunque hay algunos indicadores monetarios que son relativamente estable, como las reservas internacionales que tendría 2,700 millones de dólares, como la tasa de deslizamiento de un 3% a un 5%, es relativamente baja. Sin embargo con estos indicadores y con el rezago que tiene el gobierno y el Banco Central, muy difícilmente puede darse una recuperación de la economía nacional«, explicó el economista a Nicaragua Investiga.

Sector privado advierte que ley de agentes extranjeros afectará la economía de Nicaragua

Murillo señala que la economía depende de dos factores: primero del nivel interno para lograr recuperar la estabilidad y, como segundo factor, la recuperación que tenga el sistema económico mundial. «El mundo esta teniendo una recesión económica como producto del COVID19. Mientras la economía internacional no se reactive mucho menos se va a reactivar la economía nacional», reitera el economista.

Agrega que esto depende de cómo ha sido golpeada la economía en Nicaragua, pues señala que este país antes de la pandemia ya presentaba una tasa de decrecimiento entre el 4% y el 7.5%, sumando a eso una recesión económica de tres años: «más golpeada de lo que estamos, es muy difícilmente que la recuperemos», indica.

La economía mundial se puede recuperar pero no necesariamente Nicaragua

Por su parte el economista Maykell Marenco, coincide en que para poder reactivar la economía, primero se debe dar una recuperación en los principales socios comerciales para así absorber el flujo de divisas que esto puede generar derivados del comercio internacional, así como el flujo de remesas de países extranjeros que tienen como destino a Nicaragua.

Marenco manifiesta que puede haber una recuperación de la economía mundial, pero eso «no implica que Nicaragua se va a recuperar». Para él de nada funciona que los elementos a nivel internacional mejoren si la absorción externa no es eficiente económicamente.

Luis Murillo insiste que Nicaragua no tiene la posibilidad de reactivar la economía con «nuestros propios recursos: dependemos de la cooperación internacional, de las remesas familiares, de la inversión extranjera directa y políticas públicas responsables que debería de reactivar nuestra economía», subrayó.

«Es necesario que las economías desarrolladas se recuperen, pero es un condición necesaria, no suficiente. Él (Ortega) expresó la idea como que era una condición suficiente. Simplemente por el hecho que la economía desarrollada se recuperen, inmediatamente Nicaragua lo va a hacer. No. Nicaragua tiene mucho trabajo por hacer», dice Marenco y resalta que no hay una economía suficientemente abierta y que absorba eficientemente los «shocks» positivos internacionales.

El economista Maykell Marenco. Foto Miguel Bravo/NI

«Si Nicaragua tuvo una mejor recepción de la pandemia, en sentido de resistir más, es porque la economía no se cerró. Si hubo impacto fuerte sobre sectores como hoteles y restaurantes, comercio, servicios, industria textil por la demanda internacional, incluso, tuvo un crecimiento positivo en la exportaciones», expone Marenco.

Nicaragua registra aumento de sus exportaciones a pesar del COVID19

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, reveló durante una conferencia de prensa en un informe especial COVID-19 titulado: «Los efectos del COVID-19 en el comercio internacional y la logística«, que Nicaragua superó a los países centroamericanos con una cifra del 14% en exportaciones.

Ortega pide recursos financieros durante su discurso

“Recuperando nuestras economías, determinante es, la liquidez que gozan los países desarrollados, las potencias económicas mundiales”, dice Ortega. «La recuperación de nuestras economías solo es posible si los países que controlan la economía mundial les corresponde marcar la pauta para los cambios necesarios y fortalecer sobre todo los sistemas de saluda nivel global, verlo como un todo», agregó el mandatario sandinista.

Por consiguiente, el mandatario sandinista pidió recursos financieros implícitamente a los países desarrollados: «que puedan volcar una pequeña parte de esa liquidez, que puedan recortar un poco los nuevos programas que están desarrollando en el campo militar, solicitó Ortega, quien ha pedido prestamos internacionales en el marco de la pandemia, para mitigar supuestamente la expansión del virus.

Marenco señala que Ortega les dijo en otro sentido a los países subdesarrollados «dennos dinero». Para el economista no es la forma correcta en que se dirigió el mandatario sandinista, porque lo primero que se tiene que apostar es que haya una producción en el país. Además asegura que este problema económico no se va a solucionar con una parte de la liquidez de la grandes potencias.

Murillo sostiene que en ninguna parte del mundo una economía de subsistencia va a generar un crecimiento, pues alega que los agentes económicos golpeados subsistan. «Aquí hay una confusión entre micro, medianas y pequeñas empresas, en economía de subsistencia y en economía de la innovación. Hay una gran irresponsabilidad de la falta de unas políticas públicas que apoye a este sector y reanime la economía», afirma el economista.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.