Siboif registra desembolsos de pagos de seguros por desempleo

De enero a junio de este año se ha realizado un desembolso de más de 300 mil córdobas en pagos de seguros por desempleo

Las estadísticas de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) muestran que entre los meses de enero a junio de este año se ha realizado un desembolso de más de 300 mil córdobas en pagos de seguros por desempleo, lo que fortalecería las estimaciones de expertos independientes sobre el incremento de la tasa de desempleo en Nicaragua.

Juventud afectada por crecientes tasas de desempleo en Nicaragua

De acuerdo a los datos de la Siboif, hasta el 30 de junio de 2020 se desembolsaron C$ 324,500 en el pago de seguros por desempleo, una cifra que hasta antes de este año no había sido previamente registrada. Esta sería la primera vez que se hace uso de estos fondos.

Gisella Canales, fundadora de la plataforma de educación financiera y economía Dele Peso a sus Pesos, explica que este tipo de seguro ya existía desde años anteriores, pero hasta ahora las personas estarían realizando dicho cobro, por lo que “es una forma de comprobar que el desempleo está en aumento, producto de la crisis socioeconómica y el COVID-19”.

Las dos crisis que ha tenido que hacer frente el país han generado más de 350 mil personas desempleadas y lógicamente aquellos que tenían seguros de desempleo lo han comenzado a ejecutar, algo que es normal en periodo de crisis, señala el economista Luis Murillo.

Tarifa energética sigue asfixiando a nicaragüenses en medio del creciente desempleo por pandemia del Coronavirus

Sin embargo, este tipo de seguros no son una inversión común en los nicaragüenses. El economista Maykell Marenco destaca que en el país no existe una cultura abocada a asegurar el modus vivendi, “generalmente la gente hace un análisis costo-beneficio, y asumir los costos que implica un seguro para esto (de desempleo) representa naturalmente una cantidad de ingresos inferior para la población”.

De igual forma, Murillo agrega que este tipo de seguros por desempleo no es muy común “ya que no es una política realmente promovida por el Estado, y en segundo lugar el poder adquisitivo de la mayor parte de los entes económicos a nivel nacional es muy bajo”.

Por lo que Canales especula que la demanda de este tipo de seguros pudo aumentar tras la crisis de 2018, cuando se vio la primera gran oleada de desempleos, y ante esta segunda crisis, finalmente se están efectuando los cobros de dichas inversiones.

Turismo nacional requiere al menos 10 años para recuperarse por impacto del COVID19

Marenco explica que las aseguradoras funcionan de la misma forma que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), pues cuando existen episodios de aumento del desempleo los mecanismos que se implementan en el mercado son la reducción de la cantidad de afiliados, muchas empresas lo que hacen es cambiar la forma de contratación de sus empleados y pasan de estar asegurados a estar bajo régimen de servicios profesionales.

Y en el caso de las aseguradoras agrega que sucede algo similar, pues al aumentar la cantidad de personas que perciben menos ingresos, significa que habrá menos personas aseguradas y en su lugar lo que aumentará será el flujo de desembolso.

Murillo comparte que, por ello, este tipo de negocio “no es tan atractivo» en estos momentos, pues en periodos de crisis es natural que exista una disminución en la demanda y un incremento en el desembolso.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.