Turismo nacional requiere al menos 10 años para recuperarse por impacto del COVID19

Leonardo Torres solicita apoyo al Secretario General del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Vinicio Cerezo, para abrir las fronteras terrestres y que puedan circular el transporte de pasajeros turísticos.

Uno de los sectores más golpeados en Nicaragua por la pandemia del COVID19 es el turismo. Los restaurantes y hoteles se vieron afectados pero paulatinamente han venido retomando operaciones practicando todas las medidas de seguridad y protección ante el virus. El presidente de la Conimipyme de Nicaragua, Leonardo Torres, reconoce que la recuperación de estos sectores se verá en unos diez años.

El turismo interno regresará de forma más rápida que los viajes internacionales, lo que supone una oportunidad para que todos los destinos se recuperen de las repercusiones sociales y económicas de la pandemia de la COVID-19, indicó la Organización Mundial del Turismo (OMT).

De hecho, sostiene que, a medida que comienzan a disminuir las restricciones a los viajes a nivel mundial, los destinos se centran en sus mercados domésticos e incluso muchos de ellos están ofreciendo incentivos para animar a los ciudadanos a explorar sus propios países.

Cosep denuncia altos impuestos de las alcaldías y anuncia que Avianca podría cancelar vuelos

Torres señala que se hizo una estrategia para ayudar a la Mipymes turísticas, junto al Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), para estimular este sector, aunque no se esperan muchos resultados. «Los bares y restaurantes se están dinamizando, los destinos turísticos están avanzando», dice el empresario.

«Turismo internacional ni que abramos las fronteras, ni los aeropuertos: la gente no va a viajar en la misma cantidad que lo venía haciendo antes de la pandemia porque la gente tiene temor todavía. La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha dicho que el coronavirus es endémico, o sea, no va a irse del mundo y tenemos que acostumbrarnos a él y nos ha costado», señala Torres como parte del temor de los turistas que siguen resguardándose del virus.

El panorama para el turismo extranjero es desolador en Nicaragua.

Agrega que gracias al fin de semana de la fecha del 11 de septiembre hasta el 15 de ese mismo mes, hubo una buena respuesta al turismo nacional donde la gente se movilizó a las playas: «eso nos ayudó llegando hasta el 70% de ocupación (hotelera) como en San Juan del Sur, Tola y Granada», dice Torres.

Gobierno ordena exoneración del IVA en semana patria para promover el turismo

Pero enfatiza que después hubo una disminución drástica de un 10% de ocupación en la mayoría de los hoteles. Sin embargo los bares y los restaurantes están tomando actividad poco a poco. Recuerda que para el 2017 había una buena respuesta para en la economía pero para lograr esa estabilidad se necesitan al menos entre unos cinco a 10 años.

Los problemas que se presenta para activar más el turismo

Leonardo Torres solicita apoyo al Secretario General del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Vinicio Cerezo, para abrir las fronteras terrestres y que puedan circular el transporte de pasajeros turísticos.

De acuerdo a Torres, las compañías de Platinum, Nicabus, Transnica y Ticabus no están operando desde el mes de febrero y marzo de este año debido al cierre de fronteras por la pandemia del COVID19.

«Llevan una cantidad de meses que esos buses están parados, el personal sin devengar salarios. Cada unidad de transporte de esos medios andan por el medio millón de dólares», afirma como una de las preocupaciones que todavía perjudica al sector turístico.

Cierre de año negativo para el turismo nicaragüense

Mientras tanto Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), se refirió al tema del turismo nacional donde ven un panorama muy difícil por el hecho que las líneas aéreas no han comenzado a operar, y esto profundiza más la situación para este sector turístico.

«Nosotros hemos venido analizando la problemática y si las cosas continúan y no se resuelven la activación de la líneas aéreas y la apertura terrestre, creemos que vamos a estar cerrando este año 2020 con una ocupación hotelera aproximadamente del 13%, y eso porque enero y febrero fueron meses buenos para el país», manifestó Valenti.

Lucy Valenti, presidenta de Canatur. Foto | Nicaragua Investiga

Valenti destaca que tras la crisis de la pandemia del COVID19, sumando los estragos económicos que dejó el estallido social del 2018, y que aún no se han reactivado las líneas aéreas, podría verse a su juicio un cierre de año negativo para el sector turístico.

70 mil empleos perdidos en el sector turismo por la crisis sociopolítica

Además advierte que para el año 2021, el gobierno tiene en sus manos mucha de las respuestas sobre el sector turístico. «Necesitamos que se reactive el turismo con pandemia, que se reapertura la operación aérea y poco a poco tomar las medidas de bioseguridad», dice Valenti.

«Nosotros hemos venido analizando la problemática y si las cosas continúan y no se resuelven la activación de la líneas aéreas y la apertura terrestre, creemos que vamos a estar cerrando este año 2020 con una ocupación hotelera aproximadamente del 13%, y eso porque enero y febrero fueron meses buenos para el país», señaló Valenti.

Leonardo Torres asegura que un vuelo es muy costoso en estos momentos para un turista, y para tener un cierre efectivo se deben abrir las fronteras para que los turistas puedan visitar el país ya que el costo es menor por la vía terrestre.

«Necesitamos nosotros desarrollar estos esfuerzos conjuntos para el 2021 que empecemos a mover a ver turismo regional y tal vez a finales de 2021-2022 estaremos viendo un turismo internacional», remarcó Torres.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.