Bancos de Nicaragua dificultan acceso de créditos a Mipymes

Ante la falta de acceso de las Mipymes a la línea de crédito otorgada por el BCIE, esta podría terminar siendo removida del país

Las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) de Nicaragua que se han visto afectadas por el COVID-19 no están accediendo a una línea de crédito otorgada por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Según medios internacionales, el presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi, confirmó a través de una teleconferencia que de 50 millones de dólares que habilitaron para las Mipymes en Nicaragua, solamente se han colocado 13 millones de dólares, es decir un 26%.

Leonardo Torres, presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), y quien estuvo presente en dicha reunión virtual, destaca que el problema es que el programa fue diseñado para que los fondos sean intermediados únicamente por los bancos, «y los bancos en Nicaragua se han vuelto conservadores y excesivamente precavidos».

La línea de crédito del BCIE fue habilitada para el Banco de la Producción (Banpro), el Banco de Finanzas (BDF) y el Banco Ficohsa, para todas aquellas Mipymes que se han visto afectadas por la pandemia del COVID-19. Sin embargo, algunas microempresas han visto diversas trabas al momento de querer solicitar un crédito.

El BCIE en Costa Rica. Archivo/NI

Bancos dificultan acceso a créditos

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), comparte que los bancos que otorgan esos fondos están ofreciendo condiciones «muy distintas a las planteadas por el BCIE», pues además de no bajar las tasas de intereses, uno de los beneficios de esa línea crediticia es el acceso a un periodo de gracia de dos años para que las empresas paguen el crédito, pero asegura que este no se está brindando, entonces realmente «no están beneficiando a las Mipymes con esos fondos».

Mipymes de Nicaragua esperan flexibilidad para acceder a créditos del BCIE

Karla Quiñonez, representante del sector Mipyme de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), destaca que ante el contexto actual «las microempresas no acceden a los recursos financieros por considerarse un sector no confiable, por la falta de garantías que respalden estos créditos y por el alto riesgo de la recuperación de cartera».

Torres aclara que las Mipymes sí están demandando créditos, pero el problema es con la banca, pues no se están otorgando créditos menores a 10 mil dólares, un monto demasiado elevado para las microempresas, las cuales representan el 70% del tendido empresarial del país.

Asegura que los bancos en Nicaragua no solo se sienten incómodos con otorgar financiamiento de microcrédito sino que incluso están «excesivamente líquidos» en relación al resto de países centroamericanos, por lo que se trata de un problema estructural en el que está prevaleciendo la exclusión financiera.

«Es muy frustrante para los empresarios escuchar al representante del BCIE hablando del fondo y las ventajas, y luego, acercarse a los bancos y encontrar una información completamente distinta. Es lamentable que contando con tales garantías como las que ofrece el BCIE, los bancos no estén colocando ese dinero» destaca Valenti.

Crédito podría ser suspendido

Mossi alertó que en noviembre estarían realizando una revisión de la aplicación de estos fondos «y si en un país no se está haciendo uso de ese crédito, lo vamos a trasladar a un país que sí lo está realizando”.

Sin embargo, Torres asegura que ya han planteado una propuesta al presidente del BCIE para que además de los bancos también puedan intermediar algunas financieras reguladas por la Siboif, algunas microfinancieras, y algunas cooperativas de ahorro y crédito, como ya lo hace Costa Rica.

Agrega que están a la espera de una respuesta y que aunque existen temores trabajarán en conjunto para solucionar los actuales inconvenientes y evitar la pérdida de ese dinero.

Quiñonez por su parte coincide con la alternativa, y afirma que «los fondos se podrían manejar con un programa especial que tenga requisitos más flexibles que les permita acceder (a las microempresas) a financiamiento adecuado a su realidad económica y que puedan cumplir en un plazo factible».

Asistencia para las microempresas

Además de las trabas puestas por parte de la banca, otro obstáculo para que las microempresas puedan acceder a un financiamiento formal es la falta de ordenamiento en las finanzas, asegura Quiñónez.

Taiwán a través del BCIE destina 130 millones de dólares en préstamo para Nicaragua, Honduras, Guatemala y Belice

Y agrega que es necesario que las microempresas ordenen y lleve un control de sus estados financieros, ya que son un requisito esencial para acceder a crédito, y así se cambiaría «la apreciación que tiene la banca de las Mipymes».

Torres también considera fundamental brindar asistencia técnica a las Mipymes para reducir ese nivel de exclusión y que puedan preparar adecuadamente su documentación para acceder a una línea de crédito.

Y destaca que el crédito es el combustible de la economía nicaragüense, y si los bancos continúan sin hacer su trabajo de intermediación financiera, esta terminará cayendo aún más.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.