Conozca cuáles son los sectores con los salarios más bajos en Nicaragua

De acuerdo al nuevo ajuste salarial, las actividades económicas que reciben menor salario en Nicaragua son el sector agropecuario, la micro y pequeña industria artesanal y turística, el gobierno central y municipal, los servicios comunitarios, sociales y personales; la pesca, y la industria bajo régimen especial de zona franca.

A partir del 1 de marzo de este año se aplicó un nuevo aumento al salario mínimo en cada uno de los sectores de la economía nicaragüense. Este índice abarca los pagos más bajos legalmente posibles según lo establecido por el Ministerio del Trabajo (Mitrab).

De acuerdo al nuevo ajuste salarial, las actividades económicas que reciben menor salario en Nicaragua son el sector agropecuario, la micro y pequeña industria artesanal y turística, el gobierno central y municipal, los servicios comunitarios, sociales y personales; la pesca, y la industria bajo régimen especial de zona franca.

La situación salarial en Nicaragua resulta agobiante para muchos pues aún considerando el salario mínimo más alto del país —correspondiente a los sectores de construcción, establecimientos financieros y seguros, que cuentan con una remuneración de C$9,880.17—, este resulta insuficiente para cubrir todos los productos y servicios incluidos dentro de la canasta básica nacional. A julio de 2019, la canasta básica nicaragüense se ubicaba en C$14,159.8; desde entonces el Banco Central (BCN) no ha actualizado la cifra, pero economistas independientes calculan que esta ya ronda los 15 mil córdobas.

Contradicciones

Aunque el sector agropecuario representa uno de los principales rubros económicos de Nicaragua, este cuenta con el salario más bajo de todas actividades del país, con un ingreso mínimo mensual de C$4,414.91. «Aquí en Nicaragua hay algo contradictorio, el sector que mayor riqueza genera al país, que genera mayores divisas, es el sector agropecuario; sin embargo, es el sector con los salarios más bajos dentro de lo que es la Ley del salario mínimo» señala el sindicalista Pedro Ortega, quien además cuestiona que el problema se debe mayormente a que «el sector privado se opone a que haya una diferenciación con los trabajadores agrícolas» cuando se establece un nuevo ajuste.

Adiós oportunidad laboral: «Quedaron insatisfechos al oír que no era ‘todo en uno'»

Ortega destaca que durante los últimos años los productos agrícolas han sostenido buen precio a nivel internacional y los empresarios han obtenido mayores beneficios en exportaciones, «por lo tanto nosotros consideramos que hay una desigualdad dentro de los precios internacionales y los salarios de los trabajadores, miramos injustamente los valores que han tenido los productos agrícolas en los últimos tres años, que han sido muy altos, como la carne y los frijoles; por lo que decimos que hay una total discriminación en las utilidades que se obtienen y también de las autoridades competentes del Mitrab a la hora de una negociación del salario mínimo».

Los bajos incentivos proporcionados podría poner en riesgo la productividad del sector, que para Ortega debería «ser la cenicienta de los salarios mínimos, sabiendo de que Nicaragua es un país eminentemente agrícola». De hecho, muchos nicaragüenses prefieren migrar hacia Costa Rica u Honduras para las temporadas de cortes de café o azúcar ya que en dichos países la mano de obra es mejor remunerada; a pesar de contar con los mismos precios, destaca el sindicalista.

RODRIGO ARANGUA / AFP

Agobio general

Pero el problema de los bajos ingresos no solo se ve reflejado en la tabla de salarios mínimos del país, en el resto de rubros y profesiones la situación también resulta agobiante. En 2017 la plataforma financiera Dele Peso a sus Pesos publicó una lista de las carreras universitarias peor remuneradas en base a un estudio de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), en esta se reconocen a las carreras de contabilidad, comunicación social, medicina y relacionadas; y administración de empresas, como las de menores salarios.

El economista Luis Núñez, considera que el tema del salario mínimo «debe ser discutido seriamente entre los gobiernos, empresa privada y la sociedad» pues «no es solo un tema de salario mínimo, aquí es un tema de salario en general», reconociendo que los profesionales del país también cuentan con salarios demasiado bajos.

«Un profesional bien capacitado, su salario promedio va a andar en US$400 o US$500, y tal vez tiene una gran especialización y experiencia. Esos son temas que tienen que ser abordados porque realmente estamos desperdiciando nuestro talento» destaca Núñez.

Bancos y microfinancieras no pueden cobrar en horarios no autorizados

Pero esto también influye sobre la opción de estudio de los jóvenes, quienes además de ver cada vez más cerrado el campo laboral por los requisitos de las empresas, se ven afectados por los bajos salarios ofrecidos, por lo que muchos deciden optar por carreras que ofrezcan mejores remuneraciones. «Desgraciadamente aquí nosotros basamos nuestra producción de profesionales sobre unas cuantas carreras: administración, derecho, informática, pero aquí en este país nosotros necesitamos profesionales de todo tipo no solamente la carrera que todo mundo conoce» reconoce el economista.

«Estamos desperdiciando nuestro talento y nuestros recursos, necesitamos más investigadores de todo tipo, obviamente nuestros jóvenes se están dejando llevar por lo que las empresas contratan, hablamos de tres o cinco carreras, y eso es la base de la economía y conocimiento en Nicaragua, y estamos mal en eso» agrega.

Faltan incentivos

El sindicalista reconoce que «el problema es que Nicaragua tiene los salarios más bajos de Centroamérica de todos los rubros de la economía, y mientras tenga un salario mínimo muy por debajo, eso tampoco genera dentro de la economía estabilidad laboral». Para Ortega, es necesaria la implementación de políticas públicas de parte del gobierno para mejorar el salario mínimo de los trabajadores y «que tengan mayor poder de compra y la economía se mejore», destacando que los trabajadores dentro del sector construcción, que cuentan con un salario mínimo más alto, tienen capacidad de cubrir apenas el 80% de la canasta básica.

Núñez agrega que también es importante el apoyo de las empresas para mejorar la productividad y la competitividad; pues «esas inequidades que se ven en cuánto a salario en los funcionarios de gobierno, que tienen salarios grandes mientras los trabajadores tienen salarios bajos, también pasa en las empresas donde los ejecutivos tienen un enorme salario, entonces hay que comenzar a trabajar en función de eso» y recuerda que «un trabajador bien pagado, bien valorado, con experiencia, realmente se va a expresar en un mejor desempeño en la empresa».

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.