Canasta básica nicaragüense supera los 15 mil córdobas

Más allá del costo de la canasta básica, experto señala que el principal problema es el bajo poder adquisitivo de los nicaragüenses.

Mientras el salario mínimo nicaragüense se ubica en un promedio de C$6,624.35, la canasta básica por otro lado supera ya los 15 mil córdobas. Es decir, que con este solo se logra cubrir aproximadamente un 43% del total de productos contenidos.

Lo que debes saber de los alcances de la reforma a la Ley de Bancos

Según datos del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), a julio del año 2021, la canasta básica en Nicaragua ya tiene un costo total de C$15,266.04. Mientras que a principios del año, esta se ubicaba en C$14,951.41, una cifra que va aumentando mes a mes con la variación de precios, mientras los salarios continúan siendo los mismos.

Además, el gasto total mensual podría ser incluso mayor de lo estipulado en las cifras oficiales, tomando en cuenta que en la tabla del Inide el costo de alquiler es valorado en apenas 900 córdobas y que otros productos han sufrido ligeras alzas, como el caso del gas butano, que ya se ubica arriba de los 400 córdobas, y no en C$374.30 como aparece en el registro oficial. De igual forma, expertos señalan que los productos que se anexan son aquellos de calidad más baja.

Bajo nivel adquisitivo

Más allá del salario mínimo, datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) revelan que el salario promedio de los trabajadores afiliados formalmente en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) es de C$12,048.4; es decir, que en las diferentes actividades de la economía nacional, los nicaragüenses continúan percibiendo en promedio ingresos que no logran cubrir la canasta básica en su totalidad.

El economista Luis Núñez compartía anteriormente a Nicaragua Investiga que el principal problema es «la capacidad adquisitiva de los nicaragüenses», pues con sus salarios «compran mucho menos cosas de las que se compraban hace uno o dos años». Lo que describía como «crítico».

Organismos internacionales han advertido que los índices de pobreza y pobreza extrema en el país han crecido considerablemente. De igual forma, con los últimos tres años de recesión económica se han perdido miles de empleos, dejando a varias familias sobreviviendo con un único salario, lo que dificulta cubrir todos los productos y servicios básicos de subsistencia.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.