Analistas advierten que Nayib Bukele se aprovecha de la pandemia para socavar la democracia en El Salvador

Tres analistas de distintos ámbitos concluyen en que el presidente de El Salvador Nayib Bukele estaría socavando la democracia y la institucionalidad de ese país con las acciones que realiza bajo el pretexto de contener la pandemia del  COVID19, además de actuar de manera «populista».

Los tres coinciden en que Bukele utiliza medidas o acciones de carácter militar y policial en lugar de estar basadas en criterios médicos o científicos. La principal razón sería para «aumentar su popularidad», según los analistas.

Dichas intervenciones se dieron en un conversatorio realizado por Diálogo Interamericano en donde participaron José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch,  Carlos Dada,  periodista y director del  medio de comunicación digital El Faro, y la abogada de la Comisión Nacional de El Salvador para la Búsqueda de Personas Desaparecidas, Leonor Arteaga.

Vivanco expuso que a pesar de la efectividad de algunas medidas que se están aplicando en varios países de la región para prevenir el contagio del COVID19, estas pueden restringir algunos derechos pero no es excusa suficiente para abusar del poder a como lo hace Bukele.

José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch – Foto: EFE

«Es importante entender que, sin importar las medidas de restricción, hay que desarrollar políticas que mantengan derechos básicos y no decisiones draconianas», valoró Vivanco mientras que el periodista Carlos Dada, dijo que las acciones de Bukele son «populistas», por la forma en que aprovecha la situación para hacer crecer su popularidad en medio de la pandemia y de cómo argumenta la misma popularidad que posee para criticar a quienes se le oponen.

«Su retórica incendiaria y de odio, respaldada por un ejército de troles que él manda, tiene al país dividido en tiempos como este, cuando los libros sobre crisis dicen que se necesita a un líder que nos lleve en una sola dirección» comentó Dada.

Recientemente, una encuesta realizada por la Consultoría Interdisciplinaria en Desarrollo CID Gallup reflejó que el 97% de los salvadoreños encuestados aprueban las medidas que ha impulsado Bukele para enfrentar la pandemia y este sería el principal argumento del presidente para no escuchar las críticas a su gestión y atacar a quienes se le oponen.

Bukele atenta contra el Estado de Derecho

Desde antes que El Salvador reportara al primer caso de COVID19, Bukele ordenó el cierre de fronteras y posteriormente dictó que toda persona que no cumpliera con la cuarentena y fuese encontrada en la calle, deberá ser detenida y cumplirá con una cuarentena obligatoria, lo que ha sido considerado por defensores de derechos humanos como una detención ilegal y arbitraria.

Recientemente, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de El Salvador ordenó a través de una sentencia a la Fuerza Armada y a la Policía Nacional Civil de ese país que se abstengan de «privar de libertad en la forma de confinamiento o internamiento forzoso a las personas que incumplan la orden de cuarentena domiciliaria».

La respuesta de Bukele en una comparecencia pública fue que «cinco personas no van a decidir la muerte de cientos de miles de salvadoreños. Por más tinta y sellos que tengan».

 

Por su parte, Vivanco considera que el conflicto entre Bukele y la Sala Constitucional se da porque los fallos de la Sala están en contra de las pretenciones del presidente salvadoreño

«El conflicto con la Corte Suprema es porque le están pidiendo al Gobierno, no solo que respete las reglas, si no que modifique las reglas sobre las personas que salen a las calles durante la cuarentena y que no sean detenidas», agregó.

De igual manera, la abogada Leonor Arteaga considera que la pandemia es usada por Bukele para ganar control sobre los otros dos poderes del estado, el Legislativo y el Judicial. «Lo que está haciendo es empujar a una crisis institucional» y agrega que esta es una muestra clara de su actitud autoritaria.

«Sabemos que la separación de poderes es un componente fundamental para las democracias y recientemente la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Human Rights Watch y la Alta Comisionada Michelle Bachelet han pedido a Bukele que respete las leyes, pero Bukele se ha valido de la pandemia para justificar sus acciones», mencionó la abogada Arteaga.

 

Foto principal: Reuters

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.