Biden: misión militar de EE.UU. en Afganistán termina el 31 de agosto

La misión concluirá el 31 de agosto. Tras 20 años, el gobierno estadounidense desea que el país se concentre en las batalla de los próximos 20 años y no de los pasados 20.

Joe Biden, presidente de EE.UU., anunció el jueves que la misión militar de su país en Afganistán llegará a su final el próximo 31 de agosto.

«Nuestra misión militar en Afganistán concluirá el 31 de agosto», anunció el jueves el presidente estadounidense.

Hablando en la Casa Blanca, el presidente defendió su decisión de poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos y reiteró que «el status quo no es una opción».

OEA condena el asesinato del Presidente de Haití tras un ataque a su residencia privada

Explicó que después de gastar 1 billón de dólares durante 20 años y ver morir a 2.400 militares estadounidenses, Estados Unidos no puede permanecer atado a una política establecida hace dos décadas cuando terroristas de Al Qaeda con base en Afganistán atacaron el país.

Las prioridades más altas para Estados Unidos en estos días son prepararse para la próxima pandemia, apuntalar las fortalezas centrales para competir económicamente con China y «la amenaza existencial del cambio climático», dijo Biden.

«Seremos más formidables para nuestros adversarios y competidores a largo plazo si peleamos las batallas de los próximos 20 años, no las de los últimos 20», agregó.

El discurso televisado, con un grupo de reporteros en el East Room, se produjo pocas horas después de que su equipo de seguridad informara a Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris sobre los últimos acontecimientos en Afganistán.

Un miembro de las fuerzas afganas vigila sentado en un vehículo del ejército en la base aérea estadounidense de Bagram, después de que las tropas estadounidenses la desocuparan, en la provincia de Parwan, Afganistán, el 5 de julio del 2021. Tomada de Reuters/VOA/NI

El martes, el ejército estadounidense anunció que el proceso de retirada habíamás del 90% completo. Las autoridades han dicho que se espera que todo el proceso finalice a fines de agosto. Las tropas de la OTAN también están haciendo lo mismo, y la mayoría ha abandonado el país.

Los talibanes toman distritos

Los combatientes talibanes han logrado rápidos avances territoriales en Afganistán desde el 1 de mayo, cuando Estados Unidos y los aliados de la OTAN comenzaron formalmente a retirar sus últimas tropas restantes del país.

Desde entonces, los insurgentes han invadido al menos 150 de los más de 400 distritos de Afganistán.

El comandante de las tropas estadounidenses en el país, el general Austin Scott Miller, advirtió la semana pasada que Afganistán podría encaminarse hacia una guerra civil.

Biden a Putin: «EE.UU. siempre defenderá los derechos humanos»

Biden rechazó una caracterización de que la comunidad de inteligencia estadounidense había concluido que dentro de seis meses el gobierno civil en Kabul podría verse abrumado por los talibanes.

«Eso no es cierto», dijo el presidente. «No llegaron a esa conclusión».

Tras las declaraciones de Biden, el principal republicano del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes dijo que el presidente no dio las garantías adecuadas sobre los planes suficientes para garantizar la seguridad de los diplomáticos estadounidenses en Kabul y los socios de Estados Unidos en Afganistán.

«El presidente Biden solo ofreció más promesas vacías y ningún plan de acción detallado», dijo el representante Michael McCaul de Texas. «Sorprendentemente, incluso rechazó las evaluaciones de su propia comunidad de inteligencia sobre el deterioro de la situación de seguridad en el país. El tiempo de lugares comunes y culpas ha terminado. El pueblo estadounidense merece respuestas y soluciones concretas, no falsas esperanzas».

Biden promete apoyo

Biden reiteró el jueves lo que les había dicho a los líderes afganos durante una reunión en la Casa Blanca el 25 de junio: el apoyo de Estados Unidos a Afganistán continuaría a pesar de la retirada militar.

El gobierno de Kabul necesita llegar a un acuerdo de paz con los talibanes, dijo Biden, aunque reconoce que «la probabilidad de que haya un gobierno unificado en Afganistán, controlando todo el país, es muy poco probable».

Las autoridades de Afganistán dijeron el miércoles que las fuerzas progubernamentales habían hecho retroceder a los insurgentes talibanes de partes de una ciudad del noroeste y recuperaron el control de los edificios oficiales después de horas de feroces enfrentamientos.

El presidente Joe Biden, baja del avión presidencial en Philadelphia, Estados Unidos. AFP/NI

Cuando un periodista le preguntó si confiaba en los talibanes, que afirman que respetarán los derechos humanos, Biden al principio lo llamó «una pregunta tonta» antes de responder rotundamente «no».

Cuando VOA le preguntó qué papel había jugado la corrupción entre los funcionarios afganos en el fracaso de la misión, Biden hizo una pausa antes de decir: «En primer lugar, la misión no ha fallado, todavía».

Luego agregó que si bien ha habido corrupción en Afganistán entre todas las partes, «la probabilidad de que haya talibanes, invadiendo todo y siendo dueños de todo el país, es muy poco probable».

Respondiendo a los críticos republicanos en Capitol Hill y otros que sostienen que Biden está cometiendo un error al eliminar a las fuerzas estadounidenses en este momento, el presidente respondió: «¿Cuánto tiempo les permitiría quedarse?»

Preguntó si los que se oponían a su acción harían que los hijos y nietos de los que combatieron en Afganistán también fueran enviados a combatir allí.

Se supone que las fuerzas extranjeras lideradas por Estados Unidos se retirarán por completo de Afganistán antes de la fecha límite del 11 de septiembre establecida por Biden a mediados de abril.

La salida de las tropas extranjeras es el resultado de un acuerdo de paz negociado por Washington con los talibanes en febrero de 2020 bajo el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Requiere que los insurgentes luchen contra el terrorismo en suelo afgano y negocien un acuerdo de paz política con el gobierno de Kabul.

Sin embargo, las negociaciones de paz intraafganas mediadas por Estados Unidos han avanzado lentamente desde que comenzaron en septiembre pasado en Qatar y han tenido poco éxito.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante una conferencia de prensa este jueves en la Casa Blanca. AFP/NI

Los funcionarios del gobierno afgano y los talibanes han mantenido esta semana conversaciones en Teherán organizadas por los iraníes.

Las tropas estadounidenses desocuparon el aeródromo de Bagram, la instalación más grande de este tipo en Afganistán, en medio de la noche del jueves pasado, lo que provocó críticas y quejas de los comandantes afganos de que no se habían informado sobre los planes de salida.

Los funcionarios estadounidenses sostienen que la transferencia de Bagram fue totalmente coordinada con los líderes afganos, al igual que la entrega de otras bases militares en el país.

La abrupta salida, insistieron los funcionarios afganos, permitió que los lugareños saquearan la base militar antes de que las fuerzas afganas llegaran y tomaran el control de la instalación.

Estados Unidos planea dejar 650 soldados en Afganistán para brindar seguridad a la Embajada de Estados Unidos.

Los últimos comentarios de Biden están recibiendo críticas mixtas de los analistas. El presidente está recibiendo elogios por prometer que eventualmente trasladará a los Estados Unidos a los afganos que se desempeñaron como traductores o intérpretes y tuvieron otros roles importantes ayudando a las fuerzas estadounidenses durante la guerra. Pero la perspectiva de Biden sobre el destino de Afganistán es demasiado optimista, según Mark Jacobson, decano asistente de la Universidad de Syracuse y ex segundo funcionario más alto de la OTAN en Afganistán.

EEUU retira cooperación a Policía de El Salvador y la redirige a la sociedad civil

«Sigo pensando que hay una buena posibilidad de que los talibanes puedan derrocar al gobierno en Kabul y luego volvamos a 1996», dijo Jacobson a la VOA luego del discurso de Biden.

El grupo fundamentalista islámico predominantemente pastún gobernó en Afganistán desde 1996 durante cinco años hasta una invasión liderada por Estados Unidos. El mandato de los talibanes se recuerda como un reinado de violencia, especialmente contra las mujeres. Las palizas públicas y las ejecuciones por infracciones de la ley de los talibanes, incluido el transporte de publicaciones prohibidas, eran comunes.

Patsy Widakuswara de VOA contribuyó a este informe.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.