El féretro de la reina Isabel II recorre Escocia

El ataúd cubierto con la bandera de la reina Isabel II atraviesa la agreste campiña escocesa el domingo en un viaje final desde su amada propiedad de verano, el castillo de Balmoral, a Londres, con dolientes que se alinean en silencio en las calles y algunos arrojan flores en honor a la monarca que murió después de 70 años en el trono.

El coche fúnebre pasó junto a montones de ramos de flores y otros tributos mientras encabezaba un cortejo de siete autos desde Balmoral, donde murió la reina el jueves, para un viaje de seis horas a través de ciudades escocesas hasta el palacio de Holyroodhouse en Edimburgo. El ataúd de la difunta reina estaba envuelto en el Estandarte Real de Escocia y coronado con una corona de flores de la finca, incluidos los guisantes de olor, una de las favoritas de la reina.

Biden honra a víctimas del 11 de septiembre y promete compromiso para frustrar el terrorismo

“Un momento triste y conmovedor cuando Su Majestad, la Reina deja a su amado Balmoral por última vez”, tuiteó la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon. “Hoy, mientras hace su viaje a Edimburgo, Escocia rendirá homenaje a una mujer extraordinaria”.

Las multitudes se alinearon en partes de la ruta mientras la nación llora a su monarca reinante más antiguo, el único que la mayoría de los británicos han conocido. En el pueblo escocés de Ballater, donde los residentes consideran a la familia real como vecinos, cientos de personas observaron en silencio y algunos arrojaron flores frente al coche fúnebre a su paso.

“Ella significó mucho para la gente en esta área. La gente lloraba, fue increíble verlo”, dijo Victoria Pacheco, gerente de una casa de huéspedes.

En cada ciudad y pueblo que atravesaron los autos, se encontraron con similares escenas mudas de respeto. La mayoría de la gente permaneció en silencio; algunos aplaudieron cortésmente, otros apuntaron con las cámaras de sus teléfonos a los autos que pasaban.

Antes de llegar a la capital escocesa, el cortejo viaja por lo que es efectivamente un carril de la memoria real, pasando por lugares cargados de historia de la Casa de Windsor, incluido Dyce, donde en 1975 la reina inauguró formalmente el primer oleoducto del Mar del Norte del Reino Unido, y Fife cerca de la Universidad de St. Andrews, donde su nieto William, ahora Príncipe de Gales, estudió y conoció a su futura esposa, Catherine.

El Salvador pierde más de US$60 millones en su «fallida» apuesta por bitcoin

El viaje solemne del domingo por Escocia se produjo cuando el hijo mayor de la reina fue proclamado formalmente nuevo monarca, el rey Carlos III, en el resto de las naciones del Reino Unido: Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Llegó un día después de una ceremonia de adhesión llena de pompa en Inglaterra, llena de tradición antigua y simbolismo político.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.