Así fueron los 45 días de detención de la autollamada banda «Los Aguadores»

«Al menos 14 vehículos» fueron los que llegaron a dejar agua a la Iglesia San Miguel de Masaya en donde se encontraban madres de presos políticos haciendo una huelga de hambre en demanda de la liberación de sus reos, narra el joven excarcelado Jesus Tefel.

«Los policías nos amenazaron, que nos daban dos minutos para irnos», pues de los contrario iban a ser agredidos, narra Tefel y agrega que cuando decidieron irse para no provocar a los oficiales, una patrulla policial interceptó a 4 de los vehículos que iba saliendo hacia Managua.

Los activistas estuvieron retenidos a 3 cuadras de la iglesia San Miguel «por un buen tiempo» hasta que fueron trasladados a la delegación policial de Masaya y todas sus pertenencias fueron ocupadas por los oficiales.

Tefel comenta que en el momento de la detención las activistas mujeres fueron golpeadas por agentes policiales y posteriormente fueron trasladados a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial en Managua en donde permanecieron hasta la mañana de este 30 de diciembre.

El joven comenta que a las 3 de la tarde del día siguiente de la detención, fue interrogado por primera y única vez durante todo el tiempo que permaneció encarcelado, y explica que ese interrogatorio fue más «un debate político entre el oficial y yo, más que un interrogatorio».

Los manifestantes fueron detenidos mientras llevaban agua a una iglesia ubicada al sur de Managua.

Policía puso armas a los activistas

En el segundo día de detención, Tefel asegura que «vimos que nos estaban implantado armas». Agentes policiales habrían ido a Masaya a traer los 4 vehículos de los activistas para llevarlos a El Chipote en Managua y luego, «en nuestra cara iban sacando las armas de un saco y las iban poniendo a los carros. Había uno que decía «a este ponele esta», y después hacían el parapeto de que iban sacando las armas hechizas, las molotovs, unos revólveres» cuenta el joven excarcelado.

Pro su parte, Wendy Juárez también afirma que las armas fueron «un montaje» de la Policía Nacional para incriminarlos por llevar agua a las madres de los presos políticos y ser opositores al gobierno de Ortega.

Juárez también denuncia que fue víctima de tortura psicológica debido a que «el oficial que me interrogó, 5 veces me sacó en la madrugada de mi celda. Me decía que yo era una miserable, que me iba a podrir ahí, que nadie me iba a llegar a ver».

La joven coincide con Tefel en que las preguntas que hacían los oficiales a los detenidos eran sobre quién les pagaba o financiaba por ser opositores al gobierno de Daniel Ortega, y no les preguntaron nada respecto al caso por el que fueron detenidos.

Asimismo, Juárez recuerda que su compañera de celda y también excarcelada esta mañana Neyma Hernández tuvo un pre infarto en la celda y la atención médica tardó mucho tiempo en llegar.

Los miembros de la Unidad Azul y Blanco Jesús Tefel y Olama Hurtado fueron parte de los detenidos.

Así fue la liberación de «Los Aguadores»

«Nos despertaron a las 3 de la mañana para decirnos que veníamos para nuestras casas» dice Tefel, mientras que Juárez comenta que un oficial llegó a sus celdas a decirles que tenían una hora para bañarse y vestirse, y les dijo que iban a ser liberados.

Los llevaron a un auditorio para una videoconferencia en donde los enlazaron con los Sistemas Penitenciarios de Managua, Chinandega, Matagalpa, Estelí y Granada. Juárez explica que en ese auditorio una persona de la Cruz Roja Internacional les dijo que debían firmar un documento, «y cuando leímos nos damos cuenta que vamos bajo restricción de convivencia familiar, no es una liberación total. Seguimos siendo acusados por ir a dejar agua».

Por su parte, Tefel explica que hubo «garantes» en este proceso de excarcelación, y que miembros de la Cruz Roja Internacional solicitaron sus números telefónicos y direcciones «para corroborar» dicha excarcelación de los detenidos.

Asimismo, el joven explica que en la videoconferencia «el nuncio se estaba sentando en una mesa como de conferencia de prensa, sin embargo no tuvimos chance de escuchar lo que el nuncio iba a decir ni cuál era el involucramiento».

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada y miembro de la Alianza Cívica, José Adán Aguerri confirmó que el Nuncio Valdemar Stanislaw Sommertag habría participado en este proceso de excarcelación de los detenidos. «Un reconocimiento especial al Nuncio Apostólico por su trabajo humanitario y su participación en este esfuerzo» escribió Aguerri.

También, el mismo Nuncio Apostólico confirmó al diario La Prensa su participación en esta excarcelación. «Las gestiones se hicieron con las autoridades competentes, en este caso con el gobierno» dijo el representante del Papa Francisco en Nicaragua.

Según Tefel, los oficiales les dijeron que 100 personas iban a ser liberadas pero según el Ministerio de Gobernación, solamente 91 personas fueron las excarceladas esta mañana.

Junto a Tefel y Juárez también fueron liberados los demás miembros de «Los Aguadores» que pertenecen a la Unidad Nacional Azul y Blanco. Ellos son Atahualpa Quintero, Hanssel Quintero, Neyma Hernández, Amaya Coppens, Ivania Álvarez, Olama Hurtado, Olga Valle, Derlis Hernández y José Medina. Además, los activistas aseguran que continuarán con sus demandas en 2020, pero que por ahora pasaran el fin de año con sus amigos y familiares.

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí https://bit.ly/2HT5Wsm.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.