Sociólogo atribuye compras compulsivas a desinformación del gobierno

Ante la llegada del coronavirus al país, se ha desatado una especie de histeria colectiva que lleva a miles de personas a farmacias y supermercados en un frenesí de compras, desbordando por completo la capacidad operativa de estos comercios.

Algunas cadenas de supermercados limitan algunos productos para evitar el desabastecimiento. Las compras compulsivas son generadas por el temor a la posibilidad que la pandemia se propague rápidamente en nuestro país, a como ha sucedido en otros lugares del mundo y se requiera un encierro largo. Las personas se aprovisionan, pero en el proceso dejan a otras sin posibilidad de adquirir también sus productos de primera necesidad.

«Esto está llenísimo, pareciera que las cosas las están regalando», exclamó un ciudadano asombrado por la cantidad de compradores en un supermercado Palí.

En el supermercado Wallmart habían enormes filas este jueves. Foto: NI

El sociólogo Cirilo Otero considera que la histeria se generó como consecuencia de «una sociedad desinformada», refiriéndose a los pocos datos que se han ofrecido desde el gobierno sobre el tema, y a la censura a los medios independientes, únicos que hacen preguntas a los funcionarios y que podrían plantear las inquietudes de la ciudadanía.

«Como nosotros estamos mal informados no medimos qué tan peligroso es el alcance de una situación cualquiera que sea», expresa Otero.

Evidentemente los medios oficialistas han perdido una gran audiencia desde que estallaron las protestas antigubernamentales y han perdido una gran credibilidad, analiza el experto.

«En los medios oficiales aparece únicamente una persona con varios cubos y no se le hace ningún tipo de cuestionamiento», lamenta un analista en temas políticos.

Por otra parte, el exministro de salud, Lombardo Martínez, asegura a NICARAGUA INVESTIGA que el síndrome de pánico no es correcto en este tipo de situación, y manifiesta que «los medios de comunicación en sus noticias ‘flash’ deberían de bajar la carga emotiva en la gente».

Sociólogo Cirilo Otero. Nicaragua Investiga/NI

«He notado que en esta histeria colectiva (…) desemboca en una alucinación consumista; muchos gobiernos están invitando a la población que no se dejen arrastrar por el pánico y que no va haber escasez de los productos que se demanda para el equilibrio de todos los días», asegura el exministro de salud.

Gisella Canales, experta en finanzas personales, recomienda prepararse para dos semanas y no para meses, como se pretende en algunos casos.

Canales sugiere a la población no acaparar los productos y comprar lo necesario o lo que «siempre consumís».

Por otro lado, es importante destacar que en las leyes de la oferta y la demanda, es claro que entre más se solicita un producto, se genera escasez y sus precios tienden a aumentar, siendo esto un escenario peligroso, sobre todo para los más pobres.

Paypal (clic aquí)

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.