Dos años del estallido social de abril y el asedio y hostigamiento continúa de forma deliberada en Nicaragua

Jeisson Chavarría Urbina es uno de los 300 asesinados por la represión estatal que se desató el 18 de abril de 2018. Los familiares del joven adornaron la tumba con flores y globos azules y blancos el pasado 14 de abril ya que estaría cumpliendo años, sin embargo simpatizantes del gobierno realizaron pintas ofensivas contra la memoria del joven.

“Aquí la familia Urbina Chavarría celebrando el cumpleaños de Jeisson Antonio Urbina Chavarría hoy (14 de marzo de 2020) estaría cumpliendo 26 años, pero la dictadura Ortega- Murillo y los asesinos de Ticuantepe le cegaron su vida”, dice una de las familiares en un video en Twitter donde portaba la bandera de Nicaragua de forma invertida.

La hermana del fallecido, Jerlin Chavarría, declaró a este medio de comunicación que solamente querían rendirle un pequeño homenaje, “nosotros grabamos el video (…) a eso de las 8 de la noche vimos pasar a tres motorizados viendo la casa”, dice la joven y expresa que “los motorizados estaban pintando de rojo y de negro en frente de la casa”.

Jerlin Chavarría comenta que al día siguiente habían recibido amenaza diciéndole “que ellos (los motorizados) iban a volver e iban a demostrar que quiénes tenían más huevos, si ellos o nosotros”, dice, y revela que cumplieron con la amenaza salpicando de pintura el nombre de Jeisson que está escrito en la pared.

Pablo Cuevas, abogado defensor de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), sostiene que el gobierno sandinistas ha venido evolucionando la presión en la sociedad civil. “En este momento estamos en una etapa donde ellos aplican lo que ellos denomina profilaxis, donde ellos tratan de acallar cualquier posible manifestación discordante de la línea oficial de raíz”.

“Eso significa un sitio policial donde estamos hablando llegando una dos o tres patrullas se ponen en frente de la casa y no le permiten salir siquiera. Por eso nosotros hemos hablado que estamos bajo un régimen policiaco”, indica Cueva.

Por otra parte, Astrid Valencia de Amnistía Internacional dijo a Nicaragua que lamentan la continuación de asedio en medio de una pandemia, pues “el gobierno de Daniel Ortega continua asediando a personas excarceladas y activistas, únicamente por ejercer su libertad de expresión: condenamos esos actos de hostigamiento y amedrentamiento”.

La presidente de la Asociación Madres de Abril, Francis Valdivia, dijo que no es la primera vez que asedian a la familia Chavarría: “en la primera ocasión la familia ya había colocado una foto de Jeisson en su casa, sin embargo la llegaron a destruir”, comenta y agrega que “han echado pinturas negra y ahora con estos ataques de llegar a hostigar y perseguir a la familia”, expresó la dirigente a Nicaragua Investiga.

Las madres realizaron un museo de la memoria para recordar a las víctimas de la represión en Nicaragua.

Francis Valdivia asegura que “la represión no ha cesado, sino han evolucionado en diferentes fases. El año pasado las misas de conmemoración de aniversario fueron interrumpidas, llegaron hasta la iglesia, acosaron y montaron varios operativos entre policías y paramilitares en las afueras de las iglesias, en los cementerios no permitieron que se tuviera en paz un momento para poder honrar la memoria de nuestros familiares”, recuerda la presidenta de las Madres de Abril.

Ley de perdón y no repetición “es una ley vaga”

Astrid Valencia sostiene que la Ley de Amnistía de Nicaragua “le parece terrible que continúe vigente, podría poner en riesgo y convertirse en un obstáculo para el acceso a la verdad, justicia y reparación de las víctimas graves a los derechos humanos ocurridas en la crisis”, declaró.

Astrid valencia se refirió a la Ley de Amnistía en Nicaragua como una “ley vaga” aparte que “es una ley que aparte tiene una cláusula de no repetición que también podría poner en riesgo el ejercicio de la libertad de expresión. Condenamos que continúe vigente”, señaló como parte de Amnistía Internacional.

En Nicaragua se formó una Comisión de la Verdad donde aparentemente se basa en investigar los hechos ocurridos en abril y los abusos contra los derechos humanos.

Sin embargo, Nicaragua Investiga consultó a Cairo Amador, integrante de ese comité, y dijo que su rol es investigar cómo se desencadenaron los hechos. “La  judicialización de los cosas no les corresponder, no es nuestro rol”, dice.

Cairo Amador dijo a este medio de comunicación que los hostigamientos y persecución a la familia Chavarría “no tengo mayores detalles”. “Sobre los hostigamientos generalizados los tenemos en información ”, dijo evadiendo las preguntas de Nicaragua Investiga.

Cairo Amador, integrante de la Comisión de la Verdad, Paz y Justicia de Nicaragua.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.