«Mi hermano se pudo haber salvado»: La historia de Ossiel Herrera, la primera víctima de COVID19 en Nicaragua

Ossiel Herrera fue el primer deceso que registró Nicaragua producto del COVID19. Después de su muerte la mayoría de los nicaragüenses se tomaron la situación más en serio y no podían asimilar fallecimiento del estilista aquel 26 de marzo.

Ossiel Herrera era reconocido a nivel nacional e internacional por destacarse en el ámbito de la belleza y de la farándula. El estilista era representante de una marca reconocida sobre el tratamiento y cuidado del cabello. Su viaje a Colombia lo emprende por cuatros días para una capacitación sobre un producto nuevo que vendría pronto a Nicaragua.

Herrera se realiza un chequeo médico antes de salir del país ya que padecía de diabetes, hipertensión y su sistema inmunológico estaba debilitado, pero lo mantenía bajo control por un plan médico que él mismo pagaba.

Ossiel Herrera era reconocido a nivel nacional e internacional por moverse en el ámbito de la belleza y de la farándula. Cortesia

Su hermano Abel Herrera relata en una entrevista  a Nicaragua Investiga, que Ossiel no tuvo un seguimiento por el Ministerio de Salud (Minsa) en el Aeropuerto Internacional de Managua, a pesar que el virus ya representaba una amenaza para Nicaragua por haberse registrado en varios países centroamericanos.

“Él nunca me comentó nada al respecto, ni siquiera me dijo que lo estaban llamando por teléfono después de su viaje”, recuerda Abel. “Ossiel en su viaje a Colombia hace escala en Panamá”, añade y asegura que «él regresa a Nicaragua el 12 de marzo. Para ese entonces Colombia apenas registraba nueve casos confirmados por COVID19 y Panamá once. El gobierno informó que el estilista vino al país el 16 de marzo, cuatro días después de la fecha real.

El Aeropuerto de Managua no había cancelado ningún vuelo para esa fecha, a pesar que en la región centroamericana varios países decretaron emergencia nacional y el cierre de frontera y aeropuertos.

En el aeropuerto de Managua jamás se le dio seguimiento a las personas que regresaban del exterior, relata el hermano de Ossiel Herrera. Foto: NICARAGUA INVESTIGA

 

 “En unos exámenes de sangre le dicen que se trata de algo viral y lo mandaron a reposo”

A los familiares del estilista lo que más les perjudica emocionalmente sobre la pérdida, fue que Ossiel buscó atención médica al menos cinco veces en centros privados y “lo único que les decían los doctores era que fuera a reposo”, revela su hermano.

Abel Herrera, considera que su hermano pudo haber sobrevivido al virus si los doctores le hubieran dicho desde un principio que fuera a realizarse la prueba de coronavirus.

Cuando Ossiel Herrera regresa de su viaje de Colombia “él ya venía algo enfermo y decaído”, pero como medida propia del estilista al verse en esas condiciones “busca nuevamente médicos privados para tratarse esas complicaciones”, comenta Abel.

“En unos exámenes de sangre le dicen que se trata de algo viral y lo mandaron a reposo”, informa Abel sobre otro diagnóstico médico privado. “Después al ver que no se sentía muy bien volvió a ir al hospital (privado) y le dijeron que era una arteria”, añade su hermano.

Abel Herrera sostiene que el reposo no ayudó a su hermano por lo que este vuelve a buscar asistencia médica con un cardiólogo para determinar lo que le estaba sucediendo. Durante esa consulta le realizan unas placas en los pulmones y “le dicen que es neumonía y es cuando va al Hospital Vivian Pellas pero al día siguiente lo remiten al Hospital Alemán”.

-¿Por qué te están cambiando si ya estás ahí?, le preguntó su hermano Abel por teléfono al referirse a la decisión de Ossiel de acompañar al Minsa e internarse en un hospital público.

-Es que son por políticas por lo del coronavirus y si es así pues que me requieren yo me voy para allá, respondió en aquel entonces Ossiel Herrera.

Esa fue la última conversación que mantuvieron ambos hermanos.

El hospital capitalino Alemán Nicaragüense es uno de los principales focos de contagios. Aquí se han atendido a la mayoría de pacientes con Covid-19.

 

 

 

 

 

La atención en el hospital público

Abel Herrera manifiesta que durante ese proceso médico al que fue sometido por voluntad propia, su hermano Ossiel pudo tratarse el COVID19 de forma más “exhaustiva y hacerle frente al virus”, para entonces la demanda de servicios médicos por Covid19 eran reducidas.

“Nosotros vimos y sentimos que el momento en que él pasó por las manos de ciertos médicos en el cual él estaba pagando, no hubo el manejo de chequearlo mejor para darle un diagnóstico anticipado que le hubiera sido a favor de él”, lamenta Abel enfatizando que todo ese proceso fue una pérdida de tiempo porque nunca le ofrecieron un diagnóstico especifico.

Su hermano relata que aún pagando un plan médico privado no sirvió de nada y señala, a su juicio, para “qué sirve pagar en un lugar privado donde lo chequeaban y no pudieron ver absolutamente nada de eso. Más bien sentimos que el lugar donde fuimos que fue al (hospital) público tuvimos una mejor atención donde fueron más minuciosos”, expresa Abel.

Herrera asegura que si Ossiel se hubiera enterado desde un principio que estaba infectado por coronavirus, “él hubiera ido al hospital habilitado para atender ese tipo de casos y no hubiera perdido el tiempo pagando en centros privados”. Para el abatido hermano ahora a cargo de la sala de belleza del aclamado estilista, esa es la posibilidad que abraza; quizá, de esa forma Ossiel Herrera aún estaría vivo.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.