Liberan a más de 2,800 presos comunes de las cárceles del país

1,254 reos fueron liberados este miércoles del Sistema Penitenciario de Tipitapa luego que ayer se conociera sobre al menos dos presos políticos hospitalizados por síntomas respiratorios agudos, uno de ellos, Uriel Pérez, se encuentra en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Alemán Nicaragüense donde permanece intubado desde el sábado.

Otras cárceles del país como en Matagalpa, Chinandega, Granada, Juigalpa, Estelí y Bluefields también fueron liberados para totalizar a 2,815 presos, de ellos 2,727 varones y 88 mujeres que salieron bajo el «beneficio legal de convivencia familiar, incluyendo personas de la tercera edad con padecimientos crónicos», indicó el medio oficialista 19 Digital.

El abogado Julio Montenegro de Defensores del Pueblo que tiene bajo su representación a varios presos políticos, indicó que desconocen si entre los liberados están presos políticos porque no ha sido notificado hasta el momento por las autoridades sobre un cambio de medida cautelar de ninguno de los casos que tiene a su cargo.

«Tengo entendido que los que van a salir son presos comunes, de los presos políticos aparentemente no hay nadie, pero sí vamos a estar nosotros a la expectativa de revisar al momento de la salida si efectivamente hay alguno de los 90 presos políticos aproximados que actualmente se llevan en recuento», indicó.

Desde muy temprano esta mañana más de 200 familiares de presos se apostaron en las afueras del penitenciario mostrando su preocupación y conmoción ante la posibilidad que haya iniciado en el lugar un brote de Covid19, tras la denuncia de organismos de derechos humanos que indican que además de los dos hospitalizados, hay prevalencia de síntomas como tos, fiebre, dolores musculares y dificultad respiratoria en al menos unos 15 reclusos más.

Brenda Gutiérrez, Coordinadora del Comité de Presos Políticos, dijo a este medio de comunicación que la información que ellos manejan “es que son presos comunes, los mismos presos nos han mandado mensajes de que solo a los presos comunes los han movido”, señaló.

El doctor Julio Montenegro, abogado de derechos humanos, asegura que esta situación es “una cuestión de voluntad” y advierte que los reos ni siquiera tienen agua para tomar las medidas de higiene que corresponden.

“En la mayoría de ellos son de la tercera edad y que estaban presentando algún tipo de síntomas, pero de presos políticos no hay ninguno”, dice Gutiérrez.

Maryuri Alvarado Medal, madre del preso político Pedro García Alvarado, aseveró que no ha sido notificada si su hijo sería puesto en libertad bajo indulto y pide que se libere también a estos reos.

“Yo lo veo inhumano en realidad porque ellos (el gobierno sandinista) que son inocentes y deberían tenerlos en cuenta en primera fila, es muy pobre la gestión de ellos como seres humanos: en realidad están mal”, dice la angustiada madre.

Por otra parte Alvarado ddetalla que su hijo lleva seis meses de estar encarcelado bajo la acusación de “incendiar una casa” y “su sentencia fue inocente y todavía no lo quieren dejar salir de ahí (de la cárcel)”, añade.

“Ya vamos para dos meses que él debería estar afuera y aun así no lo quieren dejar, siempre me dicen que espere ocho días y va corriendo el tiempo y los ocho días nunca llegan: es una situación bastante frustrante porque como familiar, como madre, como persona porque en realidad estamos con los brazos cruzados sin poder hacer nada”, expresó Alvarado.

En las filas que hacen los familiares para recibir a los presos que serán indultados, las autoridades penitenciarias no han exigido el distanciamiento social y ninguna medida de protección para evitar las aglomeraciones en las afueras del Sistema Penitenciario Jorge Navarro, pese que en Nicaragua se encuentra en la fase de contagio comunitario de COVID19.

Foto principal: Cortesía para Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.