Derroche en Contraloría en plena pandemia y escasez de insumos médicos en Nicaragua

La Controlaría General de la República (CGR) tiene un presupuesto total para este 2020 de 234,802,743 millones de córdobas.

La forma en que ese dinero se gastará es cuestionable para algunos expertos.

Para el Plan Anual de Compras de esa entidad se asignan al menos 4, 574,444.56 millones de córdobas.De esta cantidad,  se utilizarán más de 300 mil para comprar café y azúcar, según documentación obtenida por este medio.

La instancia fiscalizadora también tiene presupuestado 1, 065,160 millones de córdobas para «alimentos y bebidas para personas» durante este año.

Beneficios para los contralores

Uno de los montos más altos en el presupuesto es la partida para «combustibles y lubricantes» que tiene una asignación de 5,957,807 millones de córdobas.

Nicaragua ocupa el décimo sexto lugar en lavado de dinero, según organismo internacional 

Otra de las partidas bastante altas es la que incluye «viáticos al interior» por 5,015,989 millones de córdobas. Así como otra de 332,500 mil córdobas para viáticos fuera del país.

También hay un fondo de «productos farmacéuticos y medicinales» por 178,125 mil córdobas.

En salarios para el personal permanente la cifra es de 2,569,630 millones de córdobas. A esto se debe agregar un fondo de 1,737,556 en «pensiones».

Lo que se ha comprado

En el Sistema de Compras del Estado SISCAE se revela algunos de los bienes e insumos solicitados en compra por la CGR. Hasta la fecha se ha realizado la compra de medicamentos antiinfecciosos con un presupuesto de 250 mil córdobas. Estos fueron ubicados en la partida de suministros de limpieza. La oferta vence el 21 de agosto de 2020.

Para «chocolates, azúcares, edulcolorantes y productos de confitería», se utilizaron 60 mil córdobas. Además compraron 36 mil córdobas en mesas, así como 78,125 mil córdobas en materiales y suministros odontológicos.

Adquisición de chocolates y confiterías incluidos en el rubro «azúcar» de la CGR. Foto: Siscae/oficial

Para la Especialista en Contrataciones Públicas de Transparencia Nicaragua, Dayra Valle, el gasto que hace la CGR solamente en azúcar es «excesivo».

Además le llama la atención el proveedor que es Servicios Mercantiles S, A, conocido comercialmente Credileasing, que se dedica a brindar servicios de seguros y no azúcar o algún otro producto relacionado.

«La pregunta sería, ¿qué hace una empresa como Credileasing de Servicios Mercantiles brindando un bien tan especifico como es la venta de azúcar para la CGR?» cuestiona Valle y le preocupa que no se esté cumpliendo con el debido proceso.

Dora María Téllez reta a que le muestren pruebas de haber "piñateado" casas en los años 80s

Valle menciona que la CGR estaría actuando ilegalmente al hacer compras haciendo subdivisiones, es decir, una misma adquisición dividida en partes.

Esta práctica se nota en la adquisición de suministros para limpieza y otra en suministros de papel, violando así el artículo 25 de la Ley 737, Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público que prohíbe estas acciones.

Valle explica que con estas subdivisiones, la CGR estaría evitando procedimientos estrictos en cuanto a la fiscalización de los fondos públicos que se le asignan y que tienen más controles cuando se hacen compras por encima de los 500 mil córdobas.

Cosas que se compran dos veces

El economista Luis Murillo observa otra particularidad en las compras de la CGR.

«Hay una duplicidad en algunas partidas como el caso de los tóners y cartuchos, como el caso de los materiales de oficina», dice el experto.

«Hay algunas (partidas) que prácticamente están sobreestimadas, como el caso del azúcar», observa Murillo que dice que si bien el azúcar se necesita en las oficinas «esto no te va a generar un gasto tan elevado».

«Creo que deberían establecer una estructura en el período de crisis más acorde a la realidad y más transparente, más lógica», recomienda Murillo que llama a la CGR a «dar el ejemplo», pues esas partidas en azúcar «dan mucho que pensar».

¿Cuál es el trabajo de la CGR?

La Contraloría General de la República es el órgano encargado de fiscalizar el uso que las instituciones gubernamentales le dan a los recursos públicos, pero además regula la efectividad de los funcionarios, Poderes del Estado, empresas públicas, entes descentralizados, municipalidades.

Entre los contralores de la república figura la hija de Arnoldo Alemán. Foto: CGR/Oficial

El ex Contralor General de la República, Agustín Jarquín Anaya, explicó en una entrevista pasada que la CGR si bien no es un poder del Estado, «es un cuasi poder» porque tiene facultades importantes que garantizan la buena gobernanza del país, así como la calidad de los servicios como energía eléctrica, salud, educación, entre otros.

Deficiente trabajo de la CGR

De acuerdo con una publicación realizada por este medio recientemente se conoció que los contralores aprobaron 927 auditorias, recibieron 10,662 declaraciones patrimoniales de funcionarios públicos y capacitaron a 6,971 servidores públicos, pero no detalla ningún tipo de hallazgo ni información sobre los resultados de las auditorias que practicó o las declaraciones patrimoniales que recibió.

De las 927 auditorías que la CGR alega que realizó, ninguna ha sido publicada.

«Necesitamos saber el resultado de las auditorias. Esos informes de auditorías son muy ricos porque nos estarían diciendo cómo se están utilizando nuestros recursos y eso es lo que no nos logra decir», aseguró la investigadora, Dayra Valle.

Por otro lado, el informe señala que solo se pudo fiscalizar el 70% del Presupuesto General de la República del 2018, es decir 56,941 millones de córdobas de los 80,781 millones presupuestados para ese año.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.